RAMENWEB1.png

Avenida Retail

El hombre detrás de la sopa Ramen

26 de febrero 2022

Tiempo de lectura: 3 minutos

Pocos podrían imaginar que detrás de la hoy común y corriente sopa Ramen se encierra una historia fabulosa digna de un guión cinematográfico, y es que el hombre que inventó este popular plato tuvo una vida apasionante con altas y muchas bajas, pero nunca perdió el deseo de continuar. Conozca al gran Momofuku Ando, "El Padre de la sopa Ramen":

 

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Pinterest
RAMENWEB2.png

¿Cuántas veces hemos llegado a casa sin mucho tiempo para cocinar y nos hemos refugiado en un sobre de sopa Ramen instantánea? o ¿quién no ha estado corto de presupuesto y ha encontrado en la sopa Ramen una solución económica?; y es que los fideos instantáneos Ramen son una solución para un almuerzo rápido y económico desde hace  muchos años, al punto que su inventor, Momofuku Ando (1910-2007), es considerado en Japón un héroe nacional por haber creado según una encuesta realizada en el año 2000 "la mayor invención japonesa del Siglo XX", por encima de cualquier gadget tecnológico; ¿que más poderoso que  un producto que en sólo 3 minutos y con un poco de agua está listo para comer? 

La historia de Momofuku Ando parece sacada de un guión cinematográfico y vaya que merece ser contada. Nació en Taiwán en 1910, fue criado por sus abuelos ya que sus padres murieron trágicamente cuando él era apenas un niño. De adolescente trabajó en el negocio textil de la familia; pero Momofuku era ambicioso y quería más... y es así que con sólo 22 años aborda un barco y se muda a Osaka al sur de Japón donde según la tradición familiar abre su propio negocio textil: una tienda que vendía telas, principalmente sedas, y en paralelo decide también iniciar la carrera de economía en la Universidad de Ritsumeikan. Fueron años difíciles de arduo trabajo; pero en unos cuantos años la tienda de telas se había ganado un espacio en el exigente mercado textil de Osaka y era un econimista graduado.

RAMENWEB2.png

La Segunda Guerra Mundial sumió a Japón en una situación terrible, pero esto no amilanó a Momofuku; quien contra todo pronóstico y  la mirada asombrada de otros empresarios, decidió continuar operando. Al término de la guerra Momofuku fue obligado a escoger por la nacionalidad japonesa o la taiwanesa -ya que la isla pasó a ser controlada por China-. Finalmente decidió conservar su nacionalidad, pero se quedó en Japón; allí tenía su vida y principalmente su negocio y no quería empezar de nuevo; pero tal vez lo mejor hubiera sido regresar a Taiwan, ya que en 1948 es acusado por evasión tributaria y condenado a 2 años de cárcel.

 

El negocio que con tanto esfuerzo había iniciado 15 años atrás se esfumó como agua en los dedos y es que para ser justos  Momofuku no fue precisamente el más ordenado para el manejo de sus impuestos  y al final pagó con "lágrimas de sangre" sus errores. Para 1950, con 40 años, estaba quebrado, y  "con una mano delante y la otra atrás"

RAMENWEB2-2.png

Las adversidades no doblegaron a Momofuku que consiguió un préstamo de un antiguo proveedor y decide adquirir  una pequeña fabrica productora de sal. Mientras sacaba adelante este nuevo emprendimiento, empezó a darle vueltas a una idea que había tenido años atrás  y esta era la de fabricar fideos instantáneos.

 

Momofuku cuenta en su autobiografía que al final de la Segunda Guerra Mundial y después de sufrir el ataque de dos bombas atómicas, la escasez de alimentos en Japón era tremenda: "Una mañana estaba caminando por una zona de la ciudad y vi una fila de unos 50 metros de largo en frente de un local del que salían nubes de vapor. La gente estaba vestida en harapos y moría de frío mientras esperaban ordenadamente su turno. Me acerqué a preguntar  y una persona me comentó que estaban en la fila para conseguir un plato de sopa fideos y así  me di cuenta que la gente estaba dispuesta a esperar pacientemente sólo por un plato de sopa caliente. A pesar de las dificultades la sopa de fideos los hacía sentir mejor, les daba esperanzas...lástima que tuvieran que esperar tanto para obtener un plato" .

RAMENWEB3.png

Momofuku tenía claro que había una oportunidad en los fideos pero no de la manera tradicional, se necesitaba una opción práctica, de inmediata preparación, con mucho sabor y que fuera económica. El gran problema era lograr una manera sencilla de precocinarlos sin que quedaran blandos y perdieran la contextura previa a cocinarlos. Consiguió una  máquina usada para fabricar fideos y un wok, y así comenzó a experimentar: lo primero fue añadirle un poco de sopa a los fideos crudos para humedecerlos y cocinarlos al punto exacto que no perdieran la rigidez original y luego secarlos al sol, así quedaban precocidos  y para consumirlos bastaba hervirlos con muy poca agua, listos los fideos.

Pareciera un procedimiento  muy fácil pero para conseguir los fideos perfectos se tuvieron que realizar varios intentos en un proceso que tardó varios meses para llegar a la fórmula exacta. Finalmente en 1958  y con 48 años de edad, Momofuku había inventado las sopas Ramen instantáneas; evidentemente dejó a un lado la fabricación de sal, cambiándole el nombre a la empresa por el de Nissin

 

Lo siguiente fue  lanzar al mercado el primer paquete de ramen precocido e instantáneo; lo bautizó  “Chikin Ramen” debido al sabor escogido, que fue el de pollo. El producto no era económico, pero su practicidad lo hizo muy popular entre los jóvenes japoneses que se encontraban totalmente concentrados en levantarse de las cenizas y convertir el país en una potencia económica mundial. Los fideos instantáneos eran una solución perfecta para almorzar en solo diez minutos y continuar trabajando y como es lógico debido a su masivo consumo los precios empezaron a bajar y el producto se convirtió en un clásico de todas las cocinas japonesas.

RAMENWEB4.png

Momofuku señala en su autobiografía la razón de porqué el primer sabor escogido fue el de pollo : "El pollo fue quizás la razón del  éxito; al usar inicialmente este sabor, el Ramen instantáneo se insertaba fácilmanente en la cultura de muchos países; ya que por ejemplo  musulmanes y judíos no comen cerdo y los hindúes no comen carne de res; pero no hay ninguna cultura que prohiba el consumo de pollo...era el sabor perfecto"

El espíritu emprendedor de Momofuku y su capacidad de observación lo llevó a crear en 1971 su producto más famoso: los "Cup Noodle":  fideos instantáneos dentro de un vaso impermeable, totalmente saborizados a los que sólo se les agregaba agua bien caliente y se les deja reposar unos minutos y listo. La inspiración le llegó al ver que en países de occidente, partían el bloque del ramen tradicional por la mitad y  lo depositaban en un bowl o una taza y luego vertían agua bien caliente.

La simplicidad, eficiencia y bajo precio de los "Cup Noodles" transformaron a Nissin en una empresa millonaria. Al poco tiempo del lanzamiento la empresa abrió operaciones en Los Ángeles - Estados Unidos y ese fue el principio de una expansión que hasta el momento no se detiene; hoy las sopas Ramen Nissin se consumen en el mundo entero y hay plantas de fabricación en  Estados Unidos, Hong Kong, Indonesia, India, Brasil, México, Perú, Singapur, China, Filipinas, Tailandia, Hungría y Alemania, con hasta 16 sabores distintos de Ramen para elegir. Evidentemente no en todos los países se consumen los mismos sabores y depende mucho de los gustos y cultura de cada región.

 

Después de tantos años de existencia es evidente que hoy el producto inventado por Momofuku tenga competidores;  es el caso de las sopas Maruchan -de origen mexicano- que en Estados Unidos  tienen muchísima aceptación; pero nadie le puede quitar el título a la marca Nissin el hecho de ser la primera y  pionera de una muy lucrativa categoría de alimentos.

RAMENWEB5.png

Se consumen en el mundo 106.4 billones de raciones de sopa Ramen instantánea; siendo el consumo promedio mundial per capita de 13.8 raciones. China es de lejos el país que más consume este tipo de productos; sin embargo es Korea el que tiene el mayor consumo per capita; 75.1 raciones. A nivel de Latinoamérica,  Brasil lidera el consumo, seguido por México donde hay todo un culto por este tipo de sopa.

 

En junio de 2005, Nissin creó unos Ramen especialmente sellados al vacío para el astronauta japonés Soichi Noguchi-1965, el cual los consumió  durante una misión en el transbordador Discovery. En ese momento, Momofuku comentó:  “he logrado mi sueño que los fideos llegaran al espacio”.

La idea de Momofuku no sólo ha tenido éxito económico sino ha sido una contribución en la tarea  de eliminar el hambre en el mundo. La sopa Ramen ha alimentado a millones de personas de una manera sencilla y económica, y ha servido también  para dar de comer a las víctimas de desastres naturales.

Momofuku recibió poco antes de su muerte  la "Orden del Sol Naciente", la segunda mayor condecoración que puede obtener una persona en Japón. Si se ponen a pensar no le fue nada mal a este hombre que paso de estar en la cárcel, perder todo y pasar a construir un imperio con una brillante idea. Hoy en el Museo de la Sopa Ramen hay una estatua que eterniza el recuerdo de Momofuku Ando y y su aporte a la humanidad.

PARA LEER

NEWSLETTERWEB1.png

Suscríbete a nuestro News Letter

 26  de febrero 2022

PINKADELLAWEB1.png

Para emprender basta una cabina telefónica

25 de febrero 2022

LEDGWEB1.png

​Éclair: una muy dulce revolución

24 de febrero 2022

VWWEB1.png

Lo que no sabes del clásico "Escarabajo"

23 de febrero 2022

CHOCOLATESWEB1.png

Las diez cajas más exclusivas de chocolate

14 de febrero 2022

SANVALENTINWEB1.png

San Valentín: ¿invento para vender más?

10 de febrero 2022

MBWEB1.png

Manolo Blahnik; culto por los zapatos

10 de febrero 2022