• Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

La librería más linda del mundo

ESPECIALIDAD

Se encuentra en Buenos Aires en el antiguo teatro Grand Splendid construido en 1919. Si tiene pensado visitar Buenos Aires es una parada obligatoria. Le encantará.

23 de abril 2020

En Buenos Aires existen 400 librerías, y en toda Argentina hay más de 1500. En 2008 el periódico inglés The Guardian catalogó a la librería El Ateneo Gran Splendid como la segunda más bella en el mundo,  aunque para los argentinos y para nosotros es la primera.

 

Hoy es uno más de los atractivos turísticos y culturales que caracterizan a esta ciudad. La librería está en un edificio que funcionó como cine-teatro durante décadas, cuya construcción comenzó en 1903 y tuvo capacidad para más de 900 personas. Pero hacia 1920 el edificio fue ampliado y remodelado, y fue llamado Splendid Theater, de donde tomó el nombre con el que se le conoce en la actualidad: librería El Ateneo Grand Splendid.

 

La librería como tal abrió sus puertas en diciembre del año 2000, cuenta Juan Pablo Marciani, vocero del espacio, “con una idea muy singular y un riesgo: tratar de conservar el edificio histórico y convertirlo en un espacio de reunión para gente de distintas tradiciones, de diversos países, a través de la cultura, de la palabra, el libro, el sonido”

Administrado por el grupo argentino ILHSA, que maneja la red de librerías El Ateneo, el objetivo siempre fue conservar la estructura original del edificio: un lugar en el que no solo hubo conciertos a nivel orquesta sino que también se hacían tertulias literarias. Allí hubo cine mudo, radioteatro e incluso tiene un archivo muy completo de tango. “La historia de la cultura argentina fue evolucionando en este lugar, pero El Ateneo Grand Splendid apuesta por mantener nuestro pasado-presente, para que la gente pueda acercarse y disfrutarlo, y conservar ese futuro a través de la cultura”

La librería está ubicada en la calle de Santa Fe, en la zona conocida como El Saint Germain Porteño por la influencia francesa de sus calles y construcciones. Allí el Grand Splendid Theater fue diseñado por los arquitectos Peró y Torres Armengol; contaba con cuatro hileras de palcos, quinientas butacas, refrigeración, calefacción y techo corredizo, características inéditas en aquella época. “Eran medidas arquitectónicas innovadoras para su época: había sala de primeros auxilios —cuando el concepto no existía—, la cúpula ofrecía un sistema de aire acondicionado natural, y medidas de extinción de incendios, más allá de su acústica y de otros detalles que al recorrer la librería se pueden notar”, dice Marciani

La cúpula, la cual estuvo a cargo de Nazareno Orlandi, quien compuso una pintura alegórica de la paz, festejando el fin de la Primera Guerra Mundial, en la que se hallan representadas figuras relacionadas con las diferentes culturas y tiempos históricos.

La librería tiene alrededor de 500 mil títulos; distribuidos en los diferentes niveles del espacio. Las novelas y best sellers están en la zona del lobby donde se ubicaban las boleterías y la zona donde se encontraban las butacas hoy es el espacio principal donde como en cualquier librería tradicional los títulos se distribuyen de acuerdo a especialidades. El segundo piso donde se encontraban los palcos es hoy la maravillosa zona de humanidades donde la inmensa selección de títulos recorre todas las disciplinas.  

La librería tiene alrededor de 500 mil títulos; distribuidos en los diferentes niveles del espacio. Las novelas y best sellers están en la zona del lobby donde se ubicaban las boleterías y la zona donde se encontraban las butacas hoy es el espacio principal donde como en cualquier librería tradicional los títulos se distribuyen de acuerdo a especialidades. El segundo piso donde se encontraban los palcos es hoy la maravillosa zona de humanidades donde la inmensa selección de títulos recorre todas las disciplinas.  

Visitar el El Ateneo Grand Splendid es sumergirse en un viaje de cultura e historia y disfrutar del inmenso placer que da el ojear libros, pasearse por los diferentes pasillos y también tomarse un café ya que la librería cuenta con una fabulosa cafetería donde se vende uno de los mejores cafés de la ciudad acompañados por deliciosas facturas de manteca o mantequilla que se hornean ahí mismo. Si va a Buenos Aires le recomendamos destinar una hora a conocerla y si a usted como a mi le gustan los libros pues dedíquele varias horas y lleve la billetera cargada porque será imposible resistir a comprar.

SI DESEA LEER MÁS HISTORIAS COMO ÉSTA, SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWS LETTER:

LEA HISTORIAS  ANTERIORES;

AVENIDA RETAIL; DERECHOS REGISTRADOS 2020