NIVEA1.webp

Avenida Retail

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco

La lata azul más famosa del mundo

10 de agosto 2021

La crema Nivea es de esos productos que se puede decir forman parte de las familias desde que tenemos memoria. La lata azul, su intenso color blanco y su característico aroma es todo un clásico, pero ¿desde cuando existe? ¿quién la inventó? pero sobre todo, porque después de más de 100 años de existencia sigue siendo uno de los productos más vendidos del planeta. Conozca la historia de la lata azul más famosa del mundo.

TAMBIÉN PARA LEER:

NIVEAWEB25.png

No hay persona que no la conozca y es que esta sencilla crema hidratante de color blanco intenso en una lata de aluminio color azul, es de lejos la más famosa del mundo. Sin ser la mas costosa o sofisticada, ha logrado desarrollar un vínculo emocional con los consumidores de carácter indisoluble y diríamos que "eterno".

 

Se dice que 500 millones de personas en el mundo la utilizan, con lo cual es muy probable que en la mayoría de casas alrededor del planeta, encontremos la lata azul en algún cajón o gabinete de baño, no por nada se producen 125 millones al año, y es que la crema Nivea es de esos productos que tienen esa característica “familiar” que muy pocos tienen.

NIVEAWEB26.png

Para descubrir los orígenes de esta crema tenemos que viajar al pasado, concretamente al año 1911 a la ciudad de Hamburgo – Alemania, donde encontramos al químico de origen judío Isaac Lifschütz (1852-1938), quien logró fabricar una crema emulsionada a base de lanolina (cera de lana de oveja) con la finalidad de utilizarla para fines médicos. Es ahí donde entra en escena el empresario alemán, también de origen judío Oscar Troplowitz (1863-1918), quien convence a Lifschütz para vender la crema como un producto cosmético para la piel, pero principalmente una crema de belleza y como la crema tenía un blanco muy intenso como si se tratara del color de la nieve la bautizan como Nivea, nombre derivada de la palabra latina "nix", o "nivix", que significa nieve. La crema al principio fue presentada en una pequeña lata color amarillo con diseños de estilo Art Nouveau, muy diferente a la  que hoy conocemos.

 

Ni bien empezó a comercializarse las mujeres quedaron encantadas, no solo por el color sino por la textura y la capacidad de hidratar y proteger la piel del frío y del calor, pero los hombres también encontraron en Nivea una solución para después del afeitado, se trataba de  un producto unisex y multiusos. Tanto fue su éxito que a los tres años de su lanzamiento ya se encontraba disponible en 34 países diferentes.

NIVEA-Creme-1925.jpg

Para 1925 los fabricantes decidieron que era momento de cambiar la lata y así hace su aparición la icónica lata de color azul, la que hasta hoy conocemos...bueno casi idéntica; la decisión del color estuvo muy influenciada por el diseño que predominaba en los muy divertidos años veinte, colores fuertes y con mucho carácter fue y obra del publicista Juan Gregorio Clausen (1890-1977), desde ese momento Nivea se asoció al color azul, un color que representa, claridad, confianza y honestidad. 

 

Las letras del logo también fueron fruto de muchas horas de trabajo, se escogió un tipo de letra con personalidad, recta y firme, también la distancia entre letra y letra fue motivo de análisis, ya que si hubieran estado muy juntas, el producto hubiera sido percibido como de pobre desempeño y si se hubieran distanciado mucho pues podría parecer que el producto se estaba sobre vendiendo. Nivea no es solo un producto icónico de la cosmética sino también del diseño.

NIVEAWEB27-2.png

¿Dónde radica el éxito de Nivea? pues que el producto hace exactamente lo que ofrece, no más no menos, no es una crema milagrosa, sino humectante, con usos diversos y se adapta a todo tipo de pieles. 

 

La formula para fabricarla es de esas como la de la Coca-Cola, un secreto que se guarda bajo siete llaves y la fórmula es la misma que en su momento desarrolló Isaac Lifschütz. Lo que se conoce es que está fabricada a base de eucerit, una emulsión a base de gicerina, lanolina y pantenol. No tiene conservantes y su fragancia es todo un clásico, al punto de ser reconocido a metros. ¿Quién no ha ido a la playa y ha sentido la fragancia de Nivea a la distancia? Y lo curioso es que no huele a otra cosa, huele a Nivea, que en realidad es una mezcla de bergamota, naranja y flores como lavanda, rosas y lilas. 

NIVEAWEB28.png

Las latas que se venden en Europa, son fabricadas en Hamburgo, que continua siendo la sede de la marca, y para que puedan dimensionar la increíble demanda, se fabrican por día 500,000 latas y 50 toneladas de crema, ya que se venden al año más de 100 millones de latas y se requiere cumplir literalmente “con el mundo entero”. Dicen los matemáticos y las personas que les encantan hacer cálculos, que si se pusieron en línea todas las latas vendidas de Nivea desde su lanzamiento, las latas llegarían hasta la luna, y lo curioso es que al espacio Nivea ha llegado, ya que en 1983 fue parte de los productos que utilizaron los astronautas en los viajes del transbordador Challenger.

 

La crema Nivea tiene entre nosotros más de cien años y podemos asegurar que a pesar de los cambios tecnológicos, las pandemias, las guerras, los dictadores, y todo lo que en el mundo sucede, con seguiridad seguiremos encontrando en cajones y gabinetes la eterna lata azul.

MWCircle.png
Marcelo Wong: arte convertido en marca
VVGCircle.png
Vincent van Gogh a la vena
TiffanyCircle.png
Tiffany & Co. apuesta por un segundo debut
VuidaNegraCircle.png
La Viuda Negra demanda a Disney
CruellaCircle.png
Liberty: la tienda de Cruella de Vil
RLCircle.png
Ralph Lauren no brilló en Tokyo
HaitiCircle-2.png
Café Haití: un clásico de la ciudad de Lima
GhopCircle.png
Supermercado 
inteligente en Madrid
HarryCircle.png
Príncipe Harry se gana los frijoles
AlohaCircle.png
Sandalias de piel de cactus