BASSWEB1.png

Avenida Retail

Primer caso de product placement

12 de julio 2022

Tiempo de lectura: 2 minutos

Si usted pensaba que el "product placement" era un invento de las mentes creativas de Madison Avenue durante la década de los cincuenta; pues se equivoca. Aunque no lo crea podemos encontrar los antecedentes de esta estrategia publicitaria en un cuadro del pintor francés Édoard Manet a finales del Siglo XIX. Conozca esta fascinante historia.

 

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Pinterest
Manet  47.jpg

Si piensa que el product placement; es decir la estrategia publicitaria que consiste en la introducción de un determinado producto o marca dentro de un espacio audiovisual como el cine o la televisión, es un fenómeno moderno; se va sorprender al saber que las raíces de este tipo de estrategia publicitaria pueden encontrarse en el París de finales del siglo XIX durante la Revolución Industrial; concretamente en una de las obras de Édouard Manet (1832-1883) llamada El Bar del Folies-Bergère  pintada en 1882, un año antes de su trágica muerte producto de la sífilis; y es que a nuestro amigo Manet le encantaba ir de cama en cama.

​El cuadro de 96cm de alto y 1.30cm de largo retrata la barra del Folies Bergère, uno de los más famosos cafés-concert de la noche parisina, teniendo como imagen central a una bella joven con un provocativo escote lista a atender a la clientela. La modelo era una de las camareras del local llamada Suzon -que posó para el pintor en su estudio, ya que Manet no podía caminar-. En el fondo del cuadro también se ve a un cliente reflejado en el espejo que no es otro que el pintor Gaston Latouche (1854-1913); la imagen recrea un complejo sistema de ilusión y realidad, pero sobre todo lo segundo ya que si empezamos a observar con detalle la barra donde la camarera tiene dispuestas una gran cantidad de botellas encontraremos elementos fascinantes.

Manet  48.jpg

La camarera que luce un rostro indiferente pero un escote de infarto, tiene todo un display de botellas entre las que destacan tanto a la derecha como a la izquierda unas marrones con una etiqueta que tiene un triángulo rojo que pertenecen sin lugar  a dudas a la marca inglesa de cerveza Bass Brewery, fundada en 1777 por William Bass (1717-1787) en Staffordshire-Inglaterra; y que para 1877 ya era la marca más poderosa del mundo, consumida en todo Europa; y la primera en ser registrada en el Reino Unido en 1876.

Evidentemente Bass Brewery no le pagó absolutamente nada a Manet para que éste inmortalizara en una de sus obras las botellas de la marca; el pintor lo hizo para darle un toque de realidad a la escena del bar y que más realismo que un par de botellas de la marca de cerveza que por ese entonces era la más popular ; es como si hoy un pintor quisiera inmortalizar un bar de algún lugar del mundo y pintara un par de botellas de Cerveza Corona para darle un toque de veracidad. 

Manet  49.jpg

Quizás el tipo de "product placement" que se registra en el cuadro de Manet no encaja a la perfección en la definición más ortodoxa, pero definitivamente es un antecedente  válido de una estrategia publicitaria muy utilizada en estos días; y lo cierto es que en la actualidad son muy pocas las marcas que pueden decir que quedaron inmortalizadas en un cuadro avaluado en casi $40mm.

El Bar del Folies-Bergère se encuentra expuesto en el The Courtauld Gallery, un museo del centro de Londres fundado en 1932 y es una obra maestra del estilo denominado realismo que tiene como finalidad representar las cosas como realmente son; tanto así que el autor realizó como diría El Chavo del Ocho "sin querer queriendo" el primer caso de "product placement".

BASSWEB15.png

¿Y que pasó con la cerveza Bass desde que fue inmortalizada en un cuadro de Manet? Pues aún existe y hoy es propiedad del consorcio belga Interbrew que es parte de Anheuser-Busch InBev. Se vende en supermercados, pero hay una línea de negocios orientada a restaurante y hotelerías, que marcha bastante bien.

 

Por su antigüedad y tradición son muchos otros los artistas que han utilizado la imagen de la cerveza como parte de obras de arte, que se han convertido en casos prematuros de product placement. El pintor español Juan Gris (1887-1927), por ejemplo incluyó el triángulo rojo en sus cuadros cubistas de la década de los veinte, en obras como La Bouteille de Bass, de 1925.

 

La cerveza Bass ha sido parte de la vida de millones durante décadas, es cierto hoy ya no tiene la fuerza de ventas de antes, pero será recordada como un elemento muy importante de la cultura popular del siglo XX.

TAMBIÉN PUEDE LEER:

DETODOUNPOCOWEB5.png

De todo un poco: notas cortas muy entretenidas

12 de julio  2022

NEWSLETTERWEB1.png

Suscríbete a nuestro News Letter

12 de julio  2022

QEWEB1.png

Detrás del bolso de la reina 

11 de julio 2022

JCWEB1.png

El café rosa de Jimmy Choo

9 de julio 2022

PERELMANWEB1.png

El ajedrez de los dos millones de dólares

8 de julio 2022

ROSELENWEB1.png

Roselen Chocolatier, entre las diez mejores

7 de julio 2022

VAWEB1.png

Montblanc, última edición Patron of Art

6 de julio 2022

HD1.png

El hot dog, símbolo de Estados Unidos

4 de julio 2022