QEWEB1.png
Avenida Retail Logo.png
LUJOWEB.png

Detrás del bolso de la reina Isabel

FECHAWEB.png

11 de julio 2022

RELOJWEB.png

2 minutos

El mes pasado la reina Isabel de Inglaterra cumplió 96 años. Desde que asumió la corona en 1952, ha visto pasar 14 primeros ministros, que van desde el emblemático Winston Churchill, hasta el polémico Boris Johnson; también ha sido testigo de excepción de drásticas transformaciones sociales, políticas y tecnológicas, pero ella se aferra al pasado y la tradición, y una forma de hacerlo es conservando por años el mismo estilo de vestir. Su clásico bolso negro, es un claro ejemplo; ya que viene utilizando los mismos tres modelos negros desde 1968, que son fabricados con devoción y lealtad por la marca Launer. Aquí la historia: 

 

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Pinterest
QEWEB6.png

Da lo mismo si la reina se está entrevistando con algún presidente o tomando té con sus nietos en alguno de los salones del palacio de Buckingham, siempre la veremos utilizando el mismo bolso negro, bueno no exactamente el mismo, ya que utiliza tres modelos de color negro muy parecidos.

 

El bolso la acompaña en todos los actos oficiales o familiares como si se tratara de un uniforme, y lo viene utilizando desde hace 50 años y para comprobarlo basta revisar fotografías de la soberana desde finales de los sesenta hasta la actualidad, para verla con el mismo bolso en la mano, o reposando sobre sus piernas, como si se tratara de un tesoro.

 

¿Quién está detrás del bolso de la reina? Pues la marca responsable se llama Launer, que viene fabricando hace más de 50 años y de manera exclusiva para la reina tres modelos de bolsos negros: el Royale, el Traviata y un modelo que solo es para la reina. 

QEWEB7.png

Launer no es de esas marcas cuya publicidad aparece permanentemente en las principales revistas de moda, pero con más de 80 años de trayectoria se ha ganado un nombre dentro del universo de las marcas de lujo,  y esto debido al diseño y calidad de sus productos, al punto que son los favoritos de la reina y también de la casa real británica, ya que no solo la reina los utiliza, sino también, la reina Madre (1900-2002), lady Di (1961-1997), y la princesa Margarita (1930-2002), cuando vivían y hoy Camila Parker Bowles-1947, y Kate Middleton-1982; y esto es un espaldarazo que ya quisieran muchas de las más encumbradas marcas tener.

 

La historia de Launer es de aquellas como para hacer una película, pero no se preocupe aquí se la contamos...prepare el cafecito.

QEWEB9.png

En marzo de 1938, las tropas de Adolfo Hitler (1889-1945), invadieron las provincias de Moravia y Bohemia, con el pretexto que históricamente siempre habían sido germanas, pero en septiembre -violando el pacto de Munich-, invadieron el país completo. Las cosas en la apacible Praga se tornaron más que complicadas y muchos empresarios de origen judío con ciertos recursos decidieron emigrar, entre ellos Sam Launer, un artesano dedicado a la confección de bolsos y zapatos que había ganado gran reputación atendiendo a la clase alta de la ciudad, y que decidió que era mejor escapar casi con lo que llevaban puesto a quedarse a esperar ser detenidos por agentes de la SS y terminar él y su familia en un Campo de Concentración.

 

En 1940 Launer y su familia, después de mil peripecias, burlando los controles alemanes, llegaron a Londres con muy pocos recursos, pero con todo el deseo de retomar el negocio familiar y para ello alquilaron un pequeño local en el Soho para empezar a fabricar bolsos y accesorios de cuero. El local era a la vez casa, taller y tienda, pero poco a poco los clientes empezaron a llegar, reconociendo la calidad y excelencia de los productos,  en una época donde era muy complicado conseguir buenos materiales, ya que la capital inglesa vivía los estragos de los bombardeos alemanes y la carestía de la guerra. 

QEWEB11.png

Al terminar la guerra, las cosas poco a poco fueron volviendo a la normalidad y es así que Harrrods -la más exclusiva tienda departamentales de Londres-, buscando proveedores descubrió a Sam Lauren. Para 1947 los bolsos de Launer se vendían junto a las marcas más famosas del mundo.

 

En 1949 Rodolfo Gucci (1912-1983), una de las cabezas de la icónica casa de moda italiana, andaba por Londres y al visitar Harrods, se percató de los bolsos Launer, quedó impresionado por la calidad de los materiales, y lo impecable de los acabados...no paró hasta dar con ellos. Cuentan que apareció en el taller y no se retiró hasta llegar a un acuerdo con Sam Launer para que éste le fabricara varias de sus exclusivas líneas de bolsos. Pronto Launer vendía sus productos para varias departamentales, maquilaba para Gucci, y también para algunas marcas inglesas, entre las que se encontraba la muy reconocida Rayne.

 

Rayne era la marca de zapatos favorita de la reina. Cada vez que Rayne surtía un pedido para la casa real, los zapatos llegaban con bolsos a juego, que para la reina eran de la marca Rayne, pero la realidad  era que eran fabricados por Launer.

QEWEB10.png

Dicen el dicho que al final no hay nada oculto bajo el sol, y eso fue justamente lo que sucedió ya que en septiembre de 1950 llegó a la tienda de Launer nada más y nada menos que la reina Madre, que quedó absolutamente impresionada por la calidad de los productos, compró algunos para ella y le compró un bolso a la reina, la cual quedó sorprendida por el regalo, no solo por la belleza del bolso, sino porque se dio cuenta que eran idénticos a los que ella ya venía usando, pero con el sello de Rayne.

 

A partir de ese momento la reina empezó a adquirir regularmente los bolsos directamente donde Launer, y durante varios años los utilizó pero no de manera exclusiva. Este fue el pináculo de la carrera de Sam Launer, que falleció en 1955, feliz y satisfecho de ser proveedor de la casa real. 

 

La reina utilizó por casi 15 años los bolsos de Launer no de manera exclusiva, pero en 1968 toma una decisión: “utilizaría solo los bolsos de Launer”. Esto evidentemente fue todo un honor para la marca, que hacia ya algunos años había ganado el tan ansiado Royal Warrant, que es la acreditación que la casa real británica otorga a las marcas que utiliza. A partir que la reina seleccionó a Launer como única marca, todas las mujeres de Londres querían utilizar los mismos bolsos que la soberana y como es evidente las ventas se dispararon. 

QEWEB12.png

Launer abrió una muy exclusiva tienda en Regent Street y durante algunos años el negocio operado ya por los hijos de Sam Lauren, era una auténtica mina de oro. Pero como todo en la vida los gustos y preferencias cambian, y si bien Launer contaba con la preferencia de la reina Isabel, sus ventas bajaron considerablemente, al punto que empezaron a evaluar la idea de cerrar. Launer nunca había invertido en marketing y publicidad y había confiado su éxito al estilo clásico y la calidad de los productos, y evidentemente a la fama de ser proveedor de la reina. Curiosamente esto fue lo que casi les cuesta la vida, ya que muchos de sus leales clientes empezaron a percibirla como antigua y totalmente desfasada.

 

En 1981 entra al rescate de la marca Gerald Bodmer-1932, un empresario que decide comprar la empresa a la familia Launer e inicia el reto de salvar un muy prestigioso nombre, pero casi quebrado. Al momento de la compra, Bodmer tenía más de dos décadas en el negocio de accesorios de cuero, y era propietario de una fábrica en Shoreditch, donde se elaboraban finos bolsos para marcas como Russell, Bromley, Bally, Mappin y Webb. Bodmer conocía el negocio y entendía las razones de la casi quiebra de Launer.

 

Bodmer comentó en una entrevista a mediados de los ochenta, que salvar a Launer fue casi como un acto de fe, ya que la empresa estaba prácticamente arruinada, totalmente congelada en el tiempo, y esperanzada solo del reconocimiento de ser proveedor de la corona, lo cual es definitivamente un honor, pero no basta para hacer rentable un negocio.

QEWEB13.png

Al tomar las riendas, Bodmer se dedicó a lanzar colecciones acordes a las tendencias de la moda, y realizar campañas de marketing y publicidad, cosa que antes nunca se había hecho. Afortunadamente a pesar del cambio de manos, la reina no abandonó a la marca y a pesar de la crisis, siguió adquiriendo los clásicos bolsos negros, que Launer producía con devoción, y es que perder a una clienta como ella hubiera sido catastrófico.

 

Con el paso de los años, Launer logró superar la crisis, y hacerse de un muy sólido lugar entre las marcas de lujo inglesas. Hoy la marca significa, tradición, calidad pero también innovación y moda, ya que si bien es cierto la reina sigue utilizando los mismos bolsos negros de siempre, las colecciones de la marca son hoy de vívidos colores y atrevidos diseños, evidentemente sin perder la calidad de siempre.

 

En el 2009 la marca decidió entrar al negocio online  (definitivamente un poco tarde) donde hoy también se pueden adquirir los productos, aproximándose a todo un nuevo mercado que no conocía la marca y menos su historia.

QEWEB14.png

En el 2011 ocurrió un hecho que revolucionó a la empresa. La reina decidió utilizar un color diferente de bolso, y esto fue debido al matrimonio de su nieto William-1982 con Kate Middleton. La reina guardó en su closet el bolso negro para sorprender a la prensa utilizando un bolso Launer color perla, que inmediatamente se convirtió en el best seller de la marca, la página web de la marca colapsó y es que todos desde Estados Unidos hasta Australia querían el mismo bolso de la reina, el cuál ella ha continuado utilizando en determinadas ocasiones, pero es fiel a sus bolsos negros.

 

El éxito de Launer en las últimas décadas le abrió nuevamente las puertas en las más exclusivas tiendas departamentales londineses como Selfridges y Fortnum and Mason.

QEWEB15.png

Tanta ha sido la influencia de la marca, que en películas como The Queen-2006, donde el papel de la reina fue interpretado por Helen Mirren-1945 (lo que valió un Oscar), o más recientemente en la serie de Netflix, The Crown-2009 donde Olivia Colman-1974 caracteriza a Isabel, los bolsos Launer son parte del vestuario de ambas actrices.

 

¿La gran pregunta es cuanto cuesta el bolso negro de la reina? El modelo Traviata que es uno de sus preferidos, fabricado en piel de becerro, tiene un costo de $2376, y según muchas publicaciones la reina tiene en su closet 200 bolsos negros, casi el mismo modelo y en el mismo color. Nos queda claro que cuando a la reina algo le gusta lo deja muy pero muy en claro.

TAMBIÉN PUEDE LEER:

NEWSLETTERWEB1.png

Suscríbete a nuestro News Letter

11 de julio  2022

JCWEB1.png

El café rosa de Jimmy Choo

9 de julio 2022

PERELMANWEB1.png

El ajedrez de los dos millones de dólares

8 de julio 2022

ROSELENWEB1.png

Roselen Chocolatier, entre las diez mejores

7 de julio 2022

VAWEB1.png

Montblanc, última edición Patron of Art

6 de julio 2022

HD1.png

El hot dog, símbolo de Estados Unidos

4 de julio 2022

IPWEB1.png

Solo para fanáticos de Stranger Things

2 de julio 2022