• Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

Alessi; diseño a la vena

Alessi, la marca de accesorios y objetos de diseño cumplirá 100 años de existencia el próximo año y no deja de sorprendernos con diseños espectaculares para objetos cotidianos; no por nada sus más icónicas piezas se exhiben en los principales museos del mundo.

16 de abril 2020

Alessi es una marca italiana de artículos de diseño para  casa fundada en 1921 en Omegna, una villa italiana ubicada en el Lago Orta cerca de Novara. Al inicio los productos fueron los clásicos accesorios de cocina y mesa, pero a partir de la década de los 30,  la marca se enfocó en la creación de objetos de uso cotidiano donde el diseño fuera el diferenciado principal.

A partir de 1970 con Alberto Alessi (nieto del fundador de la saga) que toma las riendas de la empresa se inicia la etapa de  colaboración con otros diseñadores entre los que destaca Ettore Sottsass que diseñó originales aceiteras,  y potes para el parmesano. Otro diseñador colaborador en Alessi será Alessandro Mendini que diseñará, en particular, el sacacorchos «Anna G.» para Alessi en 1994. Por otra parte, Aldo Rossi dejó la cafetera con forma de cúpula, la «Cupola» en 1988 y la serie del cónicos. Las formas más conocidas aún son las de las ollas con los pájaros de Michael Graves en 1985. siguieron otros objetos como el sacacorchos, el minuteur y el salero… Se reúnen todos estos objetos bajo la denominación de «familia». Es una serie de objetos domésticos que siguen el mismo diseño. 

La marca se considera más como un laboratorio de investigación sobre arte, que una de artículos domésticos, porque sus productos por el alto nivel de diseño se debaten entre ser accesorios de cocina u obras de arte. 

Alessi  fabrica hoy electrodomésticos, muebles, accesorios de mesa y cocina, pero cada producto responde a horas de trabajo en las que se dedicaron horas a lograr ese diseño perfecto único que le da a sus productos esa connotación tan especial. 

Para lograr productos innovadores y diferentes, la marca ha solicitado el apoyo de los más importantes diseñadores del planeta, siendo el más emblemático Philip Starck quién diseñó el exprimidor de jugos en 1990 que hoy es la pieza más representativa de Alessi

 

Cada uno de los artículos fabricados por Alessi fusionan historia, tecnología, diseño y sobre todo funcionalidad, elementos que convierten a esta marca en una parte activa de la memoria colectiva italiana.

 

El legado de este negocio familiar es tan especial, que en 1998 se inauguró el Museo Alessi dentro de la sede localizada en Crusinallo. El espacio diseñado por Alessandro Mendini, forma parte de la Asociación Museimpresa, establecida en 2001 para celebrar el trabajo de los museos, la arquitectura y los archivos de las principales empresas italianas.

Hoy el diseño en Alessi se estudia, se practica y se ensaya, en el Central Studi Alessi instalada en Crusinallo desde 1998 para los jóvenes artistas, arquitectos. Aunque curiosamente Alessi no tiene apenas diseñadores en plantilla, pues externaliza la búsqueda de los mejores talentos para que diseñen sus productos. 

 

Además de Philip Starck,  Alessi ha lanzado productos de la mano de otros diseñadores como Alessandro Mendini que diseñará, en particular, el sacacorchos «Anna G.» para Alessi en 1994, o como Aldo Rossi que diseñó la cafetera con forma de cúpula, la «Cupola» en 1988  Las formas más conocidas aún son las de las ollas con los pájaros de Michael Graves en 1985. Alessi también ha realizado colaboraciones no menos memorables com  Richard Sapper, Achille CastiglioniMassimo Morozzi, Giovannoni Stefano, Guido Venturini, Enzo Mari, Jasper Morrison, Marc Newson, Ron Arad, los hermanos Campana, David Chipperfield , Ronan y Erwan Bouroullec, Mario Trimarchi, Marcel Wanders; es decir la crema y nata del diseño mundial y es que cada pieza de Alessi es eso: "diseño a la vena"