• Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

Muchos asiduos clientes de KFC piensan que el viejito sonriente que aparece en los logos y gráfica publicitaria de la marca de pollo más famosa del mundo, es un personaje inventado al estilo de Ronald McDonald, pero no; el Coronel Sanders fue un personaje real con una historia que merece ser contada, porque es una de inspiración.

 

El Coronel Sanders no fue siempre fue Coronel y menos fue siempre, rico, exitoso ni famoso; todo lo contrario; Harland Sanders - su nombre real - ; nació un 9 de septiembre de 1890 en el poblado de Henryville - Indiana - que si hoy tiene 2000 habitantes, imagínense lo que sería a finales del Siglo 19. Su padre murió cuando él tenía 5 años y tuvo a la fuerza que aprender a cocinar y limpiar para ayudar a su madre - que empezó a trabajar -, con sus dos hermanos menores.

 

En 1902, la madre decide casarse por segunda vez; y es que era muy complicado sacar adelante una familia sola. Se mudan a Greenwood - Indiana y así llega a la vida de Harland, el inefable William Broaddus con el cual tuvo una relación explosiva por decirlo elegantemente. William maltrataba a Harland y a sus hermanos de manera salvaje, frente a la vista de su madre que prefería hacer de cuenta que no sucedía nada. A los 13 años y después de recibir una golpiza de campeonato de parte de su padrastro; Harland decide que era el momento de dejar la casa. Hizo de todo; trabajó de granjero, pintando casas; las cosas no eran fáciles y conseguir para comer muy pero muy complicado. 

En 1906 y a escondidas de su padrastro; la madre de Harland lo manda a vivir con un tío en New Albany - Indiana, pero las cosas no mejoraban y no era que el tío fuera mala persona, sino que el dinero era muy escaso y el hambre grande. Ese mismo año Harland Sanders - falsificando documentos -  se enrola en el ejército norteamericano y es enviado a Cuba, donde se desempeña como chofer de carretas. En 1907 el ejército le da de baja pero ya no regresa a Indiana sino que se instala en Sheffield - Alabama; una ciudad más grande donde trabaja como bombero y en la industria ferroviaria. Como era de suponer no todo era trabajo y Harland se enamora de Josephine King; en 1910 se casan. Finalmente el futuro Coronel Sanders había logrado formar una familia y no se tardaron en tener hijos; al año siguiente nace su primer hijo; Harland Jr y luego dos niñas. Mientras trabajaba de día; Harland estudiaba derecho por las noches. Él estaba convencido que la educación era el único camino para salir de una vida llena de estrecheces.

Una mañana durante una dura jornada de trabajo en el ferrocarril, Harland, que tenía un carácter explosivo se agarra a golpes con un colega; evidentemente pierde el trabajo y sin tener como sostener a su esposa y sus hijos se ven obligados a separarse. Josephine regresa a Sheffield con sus padres, mientras que Harland logra un nuevo trabajo en otro ferrocarril, esta vez en el Estado de Illinios; pero a pesar de las duras condiciones Harland sigue estudiando, termina su carrera y logra una posición como abogado en Little Rock en Arkansas. La familia se reúne nuevamente. Ejerce como abogado tres años, pero un conflicto con uno de sus clientes en plena corte arruina su carrera. Una vez su explosivo temperamento le había jugado una mala pasada.

La familia, como si fueran gitanos, se muda una vez más. Esta vez se instalan en el pueblo que lo vio nacer, donde Harland consigue un trabajo en el Ferrocarril de Pennsylvania. El inquieto Harland decide que ya no quiere seguir en Henryville y nuevamente arrastra a su familia en una nueva aventura. Se mudan a Jeffersonville en Indiana donde Harland consigue trabajo como vendedor de seguros y por tercera vez su terrible temperamento y su poca tolerancia hace que lo despidan. En ese momento Harland tomó una decisión: "No volvería a trabajar para nadie más y pondría su propio negocio".

 

Josephine cansada lo abandona y regresa a casa de sus padres. Harland logra convencerla de continuar juntos y con los pocos ahorros que tenía en 1920 inicia una empresa de transporte en ferry por el río Ohio en la ruta Jeffersonville - Louisville. El negocio empieza a caminar y luego de dos años el inquieto Harland decide venderlo, y es que no le apasionaba lo que hacia. Vende la empresa de transporte en $22,000 (unos $330,000 de hoy), con el dinero inicia otro negocio; una empresa de lámparas de acetileno (un tipo de gas) ; pero el negocio fue un fracaso ya que en esa misma época otra lámpara causaba sensación: la lampara eléctrica; más costosa pero moderna. El emprendimiento de Harland fue destruido por la modernidad.

Derrotado Harland de 32 años casi a la fuerza obliga a su familia a mudarse a Winchester - Kentucky; donde contra su voluntad y sólo porque necesitaba ingresos empieza a trabajar para la empresa Michelin como vendedor. En esta nueva posición Harland aprende de sus errores, controla su volátil temperamento y se convierte en uno de los mejores vendedores de la empresa; pero dos años después Michelin cierra operaciones en los Estados Unidos y Harland se encuentra una vez más desempleado, sin ahorros y con una familia que mantener. En 1924 uno de sus clientes cuando trabajaba en Michelin, le ofrece manejar una gasolinera en Nicholasville - Kentucky y así durante seis años Harland tiene un trabajo estable y una vida sin sobresaltos.

En 1929 la Gran Depresión arrastró al país en la peor crisis económica de su historia; millones de trabajo se perdieron y Harland Sanders no fue la excepción. El propietario de la gasolinera se vio obligado a cerrarla y como si fuera una maldición; una vez más Harland perdía el trabajo; pero no se amilanó y poco tiempo después logró un acuerdo con Shell para administrar una gasolinera en North Cobin - Kentucky; ésta vez tenía participación en las ventas y fue liberado de la renta. La gasolinera tenía un pequeño local que Harland convierte en restaurant, donde empezó  a vender platos a base de pollo; pero también costillas de cerdo y carne de res. Poco a poco la fama del restaurant fue creciendo al punto que el Sanders Court and Cafe salió en la lista de los mejores lugares para comer en el Estado de Kentucky. La fama del restaurant de Harland era tan grande que en 1935 el Gobernador de Kentucky le concede el título honorario de Coronel; el título más alto que alguien en Kentucky podía aspirar. Finalmente Harland Sanders había adquirido estabilidad económica, reconocimiento y tranquilidad. Pero lo mejor estaba por venir evidentemente con sobresaltos y es que no podía ser de otra manera.

Harland adquiere en julio de 1939 un motel en Asheville - Carolina del Norte y lo convierte en un restaurante de 70 mesas; pero en noviembre del mismo año un incendio destruye por completo el motel/restaurant. Harland saca fuerzas de donde no tenía y reconstruye en 1940 el hotel esta vez un gran restaurant de 140 mesas. La idea de éste nuevo restaurant era empezar a vender un tipo de pollo con una receta secreta a base de prepararlo en una freidora a presión. El pollo se empezó a vender como pan caliente; el público amaba ese pollo crocante con ese saborcito diferente.

 

¿Que más podía pasar? Pues que el 7 de diciembre de 1941 los japoneses atacan Pearl Harbor. Los norteamericanos entran a la guerra e inician los racionamientos; entre ellos el del gas; y Harland se ve obligado a cerrar su exitoso local de Asheville; y consigue trabajo como administrador de un restaurant en Seattle. ¿Pero Harland no tenía otro restaurant? Si el de North Cobin que decidió que estuviera a cargo de Claudia Ledington-Price su amante. "Picarón el Coronel"

En 1947 y ya después de la guerra; Josephine se entera quién era la administradora del restaurante; y decide divorciarse. Le había aguantado a Harland de todo; pero esto era algo que no podía soportar. En 1949 Harland, muy suelto de huesos se casa con su amante. En paralelo el restaurant de North Cobin se había vuelto famoso por el pollo frito y su receta secreta.

En 1952 Pete Harman de Salt Lake City - Utah busca a Harland y le plantea poder utilizar la receta del pollo en su restaurante a través del esquema de franquicia. Las ventas del restaurante de Harman se triplicaron en un año. El éxito del restaurant en Salt Lake City con el pollo frito se hizo público y otros restauranteros buscaron a Harland que empezó a vender franquicias; recibiendo $0.40 por cada pollo vendido. A uno de esos restauranteros se le debe el nombre que hoy el pollo tiene; Don Anderson empezó a llamar al pollo "Kentucky Fried Chicken"

En 1955 el Coronel Sanders, como se le conocía - ya de 65 años - decidió vender el primer y único restaurante que era de su propiedad en North Cobin - Kentucky y decide mudarse a Shellbyville - Kentucky para vender  franquicias y abrir un nuevo restaurante; el cual  logra abrir en 1959. 

La fama de "Kentucky Fried Chicken" se empezó a difundir por todo Estados Unidos y muchos restauranteros e inversionistas buscaban al Coronel Sanders para que les vendiera la franquicia de la receta secreta. Desde Shellbyville atendían inversionistas y despachaban las especies que le daban al pollo ese único sabor; receta que era guardada como un gran secreto por el Coronel y su esposa. Se vendieron franquicias en todo Estados Unidos, e inclusive en Canadá y Jamaica. KFC fue la primera marca de fast food en expandirse internacionalmente. 

Para 1964 KFC tenía más de 600 franquicias; el Coronel Sanders de 75 años no tenía ya la fuerza para manejar esa red, por lo que decide vender las franquicias a un grupo económico de Kentucky presidido por John Y. Brown, futuro gobernador del Estado; pero conserva las franquicias de Canadá, Reino Unido y los Estados de Florida, Utah y Montana; que posteriormente vendió.

 

Sanders permaneció como imagen de la marca con un sueldo y participaciones; pero decide mudarse ¿otra vez? así es; y escoge la ciudad de Missisauga - Ontario, para estar más cerca de sus franquicias canadienses. Él y Claudia vivían en un bungalow de manera muy sencilla y en 1970 deciden bautizarse en el río Jordan. En junio de 1980, el Coronel Sanders, ya de 90 años es diagnosticado con leucemia y muere en diciembre. Estuvo activo hasta un mes antes de morir.

 

Harland Sanders "El Coranel"; vivió una vida intensa, no la tuvo nada fácil; pero su perseverancia lo ayudo a pasar los malos momentos y reinventarse mil veces. Se equivoco mucho; pero aprendió de cada caída. Lo más importante es que nunca perdió la energía por vivir y el deseo de emprender. Tuvo altas y muchas bajas, pero no le tuvo miedo a vivir.

El Coronel Sanders 

no la tuvo fácil

Cada vez que ordenamos en algún KFC vemos la cara sonriente de éste viejito. Se trata del Coronel Sanders, fundador de la marca de pollo frito más famosa del mundo. No es un personaje inventado y su historia es una de tenacidad y esfuerzo.

4 de junio 2020

KFC2.jpg
KFC donará un millón de piezas de pollo
7 de abril  2020
TAMBIÉN TE PUEDE 
INTERESAR:

SI DESEA LEER MÁS HISTORIAS COMO ÉSTA, SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWS LETTER:

NEWS LETTER 2.png

O TAMBIÉN LEA  NUESTRAS HISTORIAS  ANTERIORES:

AVENIDA RETAIL; DERECHOS REGISTRADOS 2020