COCOCHANELFRONT.png

Avenida Retail

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco

Coco Chanel: diseñadora y espía

13 de octubre 2021
Una biografía de la icónica diseñadora sostiene que fue una agente al servicio de los nazis y que trabajó activamente para ellos durante la ocupación de París y lo que es peor intentó aprovecharse de las leyes antisemitas para apropiarse de las acciones de su socio judío…¡qué tal Coco!

TAMBIÉN PARA LEER:

CHANELESPIAWEB7.png

De Coco Chanel (1883-1971) se han escrito incontables libros y filmado varias películas, todas ensalsando la figura de esta mujer de origen muy humilde que logró sobreponerse a la adversidad y triunfar en el mundo de la moda a través de una propuesta que le daba a la mujer libertad y autonomía. Este lado de la historia -que es ampliamente conocido-  ha servido para convertir a la costurera y diseñadora francesa en un ícono mundial y una figura fascinante.

 

Pero como todo en la vida los grandes genios tienen su lado oscuro, un lado que prefieren ocultar, porque les quitaría brillo y esto justamente es lo que ha sucedido con Coco Chanel, que guardó un secreto a lo largo de su vida, que finalmente terminó saliendo a la luz.

 

Detrás del imperio que lleva su nombre, a través del cual transformó el modo de vestir de millones de mujeres y que le dio al mundo la fragancia más famosa de la tierra  Chanel Nº5, se esconde un secreto: la diseñadora trabajó clandestinamente para el servicio secreto alemán durante la ocupación francesa entre 1940-1944...así como lo escucha, la gran diseñadora en sus ratos libres era espía al servicio de Hitler.

CHANELESPIAWEB8.png

Durante muchos años se habló de las conexiones de la diseñadora con los alemanes, pero hace unos años el libro, “Sleeping With The Enemy: Coco Chanel's Secret War,” -2011 del periodista norteamericano Hal Vaughan (1928-2013) sacó todo a la luz y confirmó el más guardado secreto de Chanel.

 

Vaughan confirmó lo que durante años fue una sospecha: Coco Chanel fue reclutada por los alemanes en una historia que los franceses  han preferido ocultar “el colaboracionismo de muchos franceses durante la Segunda Guerra Mundial, entre ellos la emblemática diseñadora”

 

Los alemanes ocuparon París en mayo de 1940 y para ese entonces Coco Chanel era una mujer hecha y derecha, tenía 57 años, empresaria de prestigio, con más de 4,000 empleados bajo su mando en diferentes talleres y tiendas desplegadas por todo Francia. En un primer momento cuando los alemanes entraron a París, Chanel empacó sus maletas lo más rápido que pudo, cerró sus tiendas “y patitas para que te quiero” huyo despavorida al sur del país donde las tropas de Hitler aún no habían llegado, pero a medida que los meses fueron pasando, la diseñadora decidió regresar a París sobre todo cuando se enteró que los alemanes no querían destruir y saquear la ciudad sino todo lo contrario, querían mantener el control  pero sin que esta perdiera la fama de ser la capital de la moda del mundo y Chanel era una de los símbolos.

CHANELESPIAWEB9.png

El regreso de Chanel no fue para nada estilo perfil bajo, sino todo lo contrario, la diseñadora regresó a París para alojarse “a todo meter” en el Hotel Ritz mientras millones de compatriotas pasaban hambre y necesidades...y eso no es todo se enamoró de Hans Günther von Dincklage (1896-1974), un diplomático alemán que hablaba perfectamente el francés y que se dedicaba a reclutar a ciudadanos franceses como espías alemanes, entre los que evidentemente logró enlistar a Chanel, que logró a través de “sus poderosas relaciones” liberar a su sobrino André Palasse que estaba detenido en una cárcel.

Las pruebas que demuestran las conexiones de la diseñadora con los alemanes son irrefutables y dejan clarísima la traición…que desafortunadamente desdibuja el aura dorada del personaje. Pero la cosa no queda allí, además de ser espia el libro cuenta que trató de sacar ventaja de las nuevas normas antisemitas instauradas en la Francia ocupada para  arrebatarle a su socio, el judío Pierre Wertheimer (1888-1965) la empresa Bourjois que  era la encargada de comercializar el famoso Chanel Nº 5

Afortunadamente Wertheimer, estaba al tanto de lo que los alemanes tenían pensado hacer con los empresarios de origen judío y puso la empresa a nombre de un amigo francés Félix Amiot, que al terminar la guerra se la devolvió. Las maquiavélicas intensiones de Chanel no dieron resultado, pero sus deseos de aprovecharse de la desgracia ajena se hicieron conocidas al punto que muchos de sus empleados iniciaron una huelga, ante lo cual Chanel no vio mejor solución que despedirlos a todos sin contemplaciones, total contaba con el apoyo alemán  y si los huelguistas se hubieran puestos belicosos, ahí estaban esperando los campos de concentración.  

CHANELESPIAWEB10.png

Las actividades de espionaje de Chanel y su apoyo a los nazis siempre se mantuvieron en secreto, pero se comentaba entre la alta sociedad parisina que vivía con aprietos el porque del muy sofisticado estilo de vida de la diseñadora en tiempos de terrible austeridad y pobreza…para ella no había guerra, seguía disfrutando de noches de champagne y caviar como si nada estuviera pasando.

Hal Vaughan, desenmascaró en su libro a la diseñadora y lo hizo de manera contundente al demostrar que Gabrielle Bonheur Chanel, más conocida por Coco Chanel, figuraba en los servicios alemanes como la agente F-7124, y en sus investigaciones no solo logró acceder a documentos que lo corroboran sino que descubrió además unas muy interesantes cartas que aseguran que un viaje de trabajo de la diseñadora a España en 1943, ésta trató de presionar a miembros del gobierno británico para que  Churchill  capitulara y se rindiera al régimen de Hitler. Afortunadamente la misión de Chanel no tuvo ningún resultado.

CHANELESPIAWEB11.png

Como dicen por ahí "nada es para siempre" en agosto de 1944 la ocupación de París llegó a su fin, los alemanes fueron expulsados de “La Ciudad Luz” y de Francia y como era de suponer empezó la persecución de todos aquéllos traidores que colaboraron con Hitler. Coco Chanel fue detenida y llevada ante un comité de depuración que la interrogó durante un par de horas antes de dejarla marchar…nunca más fue molestada. Nadie se encargó de averiguar nada más y todo fue cubierto por un grueso velo de sospecha y el refulgente brillo de la diseñadora más famosa del mundo. Cuando regreso a su casa después del interrogatorio comentó en tono irónico “Churchill me ha liberado”. A pesar que no fue perseguida, Chanel se hizo la ofendida y decidió auto exiliarse en Lausana-Suiza por diez años.

Después de su estadia en Suiza, Coco Chanel regresó a París a seguir trabajando, recuperando su prestigio y su imperio. Murió millonaria en 1971 perfectamente vestida y maquillada, habiendo creado  una marca de lujo sólida y aparentemente indestructible…pero tiene atrás una terrible historia de traición que no ha logrado quitarle brillo a la memoria de la diseñadora porque si bien es cierto que sí fue espia, "Chanel será antes que nada  Chanel".

SanGinesCircle.png
12 de septiembre 2021
Los churros más famosos del mundo
OrsonCircle.png
11 de septiembre 2021
Los marcianos llegaron ya...
HoneyBrainsCircle.png
10 de septiembre 2021
Una cafetería para la salud cerebral
GonzaloBordaCircle.png
9 de septiembre 2021
Retail Bicentenario
OmeletteCircle.png
8 de septiembre 2021
El omelette de $2000
SelexyzCircle.png
28 de septiembre 2021
Zelexyz; culto por los libros
MaggiCircle.png
27 de septiembre 2021
Al cubito con respeto
MacysCircle.png
26 de septiembre 2021
El desfile de Macy´s vuelve con todo...bueno casi todo
TortaSacherCircle.png
25 de septiembre 2021
La torta Sacher; mucho más que chocolate
El Ateneo  Circle 2.png
23 de septiembre 2021
La librería más linda del mundo