vogue Rectangle .png

Avenida Retail

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco

Vogue Italia, carátula en blanco

Para su edición de abril, Vogue Italia ha tomado la valiente decisión de imprimir una portada sin imágenes ni colores, pero no como un acto de rendición sino como una señal de esperanza. 

HISTORIAS RELACIONADAS:

Para su edición de abril, Vogue Italia ha tomado la valiente decisión de imprimir una portada sin imágenes ni colores, pero no como un acto de rendición sino como una señal de esperanza. 

 

Al tratarse de una publicación donde las imágenes tiene como finalidad informar, publicar una portada inmaculada es algo sin precedentes en la historia de Vogue. Pero los tiempos que vivimos también son únicos y, si a algo nos invita esta coyuntura de la pandemia del Covid19, es a salir de nuestra zona de confort, desde el hecho de quedarnos en nuestras casas hasta optar por las decisiones menos obvias como apuesta creativa y de significado. 

Esto es, exactamente, lo que ha hecho Vogue Italia, ante la mayor crisis sanitaria que ha golpeado al país en este siglo, siendo uno de los más afectados del mundo por este virus.

En el cine cuando una escena  termina se suele usar el recurso narrativo de la disolvencia a negro cuando lo que se quiere transmitir es la idea de un nuevo comienzo, y eso es justamente la idea que está buscando comunicar Vogue Italia con la carátula en blanco.

En su carta editorial, el Editor en Jefe de la versión italiana de Vogue, Emanuele Farneti-1974, explicó el proceso que llevó a esta osada decisión de publicar una portada en blanco: "Hace poco menos de dos semanas, estábamos a punto de imprimir un número que habíamos planeado durante algún tiempo, y que también involucró a L’Uomo Vogue en un proyecto paralelo, pero hablar de cualquier otra cosa, mientras las personas mueren, los médicos y las enfermeras arriesgan sus vidas y el mundo cambia para siempre, no es el ADN de Vogue Italia. En consecuencia, archivamos nuestro proyecto y comenzamos desde cero"

Farneti explicó que, ante la coyuntura, se pasearon por varias opciones, entre ellas explorar el mundo que nos espera con la participación de expertos para afrontar la crisis desde un punto de vista realista o hacer una portada en colaboración con artistas. Pero había una tercera alternativa, la menos obvia, pero la que más resonaba con el sentir de los tiempos, una portada totalmente en blanco.

 

“Se tomó esta decisión no porque estuviéramos faltos  de imágenes y de historias, sino todo lo contrario; pero escogimos el blanco significa muchas cosas al mismo tiempo: El blanco es ante todo respeto.El blanco es renacer, la luz después de la oscuridad, la suma de todos los colores.El blanco es el color de los uniformes que usan aquellos que arriesgan sus propias vidas para salvar las nuestras; representa el espacio y el tiempo para pensar, así como para permanecer en silencio; el blanco es para aquellos que están llenando este tiempo y espacio vacío con ideas, pensamientos, historias, líneas de verso, música y cuidado por los demás. El blanco recuerda cuando, después de la crisis de 1929, este color inmaculado fue adoptado al vestir como una expresión de pureza en el presente y de esperanza en el futuro. El blanco representa las noches de insomnio de quienes han trabajado en esta crisis, a ambos lados del océano y en condiciones complicadas; pero sobre todo: el blanco no es rendirse, sino una hoja en blanco a la espera de ser escrita, la portada de una nueva historia que está por comenzar"; así lo manifestó Farneti en un comunicado oficial de la revista. 

 

No es la primera vez que Vogue Italia sienta una posición y envía un mensaje en sus portadas. Muy recordada es aquella edición de Julio de 2008 en la que su antigua Editora en Jefe, Franca Sozzanni (1950-2016), rindió tributo a modelos de ascendencia africana con varias carátulas donde Naomi Campbell-1970, Jourdan Dunn-1990, Liya Kebede-1978 y Sessilee Lopez-1989 fueron las protagonistas, pero también con el objetivo de llamar la atención de la industria por la falta de diversidad racial tanto en las pasarelas como en campañas y revistas. La portada de Vogue en blanco, no es un protesta, pero reivindica, como dice el propio Farneti el ADN de esta publicación.

RompecabezasCircle.png
Se disparan las ventas de rompecabezas
Valentino Circle.png
Valentino dona 1 millón de euros
Give a Sheet Circle.png
"Give a sheet"; una gran campaña
PronoviasCircle.png
Pronovias, desarrolla una gran idea
ZaraCircle.png
Zara guarda la distancia
KFCCircle.png
KFC donará 1 millón de piezas de pollo
Armani Circle.png
Armani al servicio de la salud en Italia
Grazia Circle.png
Las verdaderas "celebrities"
 Bimba Circle.png
Bimba Bose vs Bimba y Lola