PLUFLWEB1.png

Avenida Retail

La siesta en la cama del perro

20 de junio 2022

Tiempo de lectura: 2 minutos

Durante siglos fueron los perros los que se las ingeniaron para dormir en las camas de sus amos, muchos los recibían con los brazos abiertos, pero otros pues no tanto. Hoy son los humanos los que le deben pedir a sus mascotas para que los dejen dormir en sus camas y esto debido a The Plufl, una cama que tiene el clásico diseño de las de los perros, pero con el tamaño perfecto para que un humano pueda realizar una magnifica siesta al mejor estilo de sus fieles amigos perrunos. Aquí la historia:  

 

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Pinterest
PLUFLWEB1.png

Noah Siverman y Yuki Kinoshita se conocieron durante la primera semana de estudios en UBC, la Universidad de British Columbia, muy cerca de Vancouver y se hicieron amigos de manera automática, al punto que cuatro años después estaban lanzando un emprendimiento pocos días antes de su graduación, y no estamos hablando de un producto cualquiera, sino de uno muy innovador, "camas de perros para humanos".

 

No ha leído mal, Noah y Yuki fundaron una empresa con el nombre de Plufl, dedicada a la fabricación y comercialización de camas para perro, con el tamaño perfecto para que un humano pueda hacer una muy apacible siesta. Ambos estaban convencidos del potencial del producto, al punto que 30 días después del lanzamiento habían conseguido casi $300,000 a través de la plataforma Kickstarter, parecía que dormir en una cama perruna era una gran idea para muchos.

 

Y es así que pocos días después de la graduación el pasado marzo, mientras muchos egresados se encontraban buscando empresas donde realizar trabajos de práctica, esta pareja de emprendedores ya se encontraba reclutando personal, y es que los pedidos se empezaban a acumular y no había manos con las que atenderlos.  

PLUFLWEB3.png

La idea de Plufl surgió cuando ambos compañeros trabajaban en una cafetería dentro del campus universitario. Los propietarios del negocio tenían un Gran Danés que dormía en una gigantesca cama, y lo hacía de manera tan plácida y profunda que Noah Silverman llegó a la conclusión que era necesario fabricar una cama para humanos basada en el diseño de las que utilizan los perros, esas ovaladas y con forma de balsa.

 

Cuando Noah compartió la idea con Yuki, a este último le pareció brillante, y es que ambos para poder trabajar y estudiar ambos estaban acostumbrado a realizar pequeñas siestas a lo largo del día y así soportar las largas jornadas. Ambos eran lo que se puede llamar unos “adictos a las siestas”, al punto que la tesis de grado de Noah estuvo basada en un estudio respecto de la correlación entre siesta y productividad.

PLUFLWEB4.png

Las camas Plufl tienen el tamaño y la forma perfecta para que un humano pueda realizar la siesta de manera muy cómoda, y es que al ser ovaladas permiten que los usuarios puedan acurrucarse en posición fetal, lo cuál garantiza un sueño reparador. 

 

No vayan a pensar que es Plufl es una copia exacta de una cama de perro, es cierto que el diseño es casi idéntico, pero para que los humanos se sientan en el paraíso ha sido fabricada con una espuma ortopédica de las que tiene memoria y recuerda la postura favorita del usuario, además de utilizar materiales antialérgicos, naturales, y ecológicos que garantizan un descanso libre de stress, para que en pocos minutos se logre un estado de sueño profundo, ¿se puede pedir algo más para una siesta? pues si: la cama viene forrada con una cobertura tipo plush que abriga, además de ser lavable.

 

El nombre Plufl hace justamente referencia a esa propiedad tan especial de abrigo ya que combina las palabras “plush” y  fluffy que en español significa esponjoso.

PLUFLWEB5.png

A pesar del éxito del producto en redes sociales, al principio encontraron resistencia de parte de posibles inversionistas, que consideraban que no había suficiente mercado para un producto de este tipo, pero un video en Tik Tok colgado por los socios respecto de las características de la cama cambió totalmente la percepción, ya que la aceptación de posibles clientes fue inmediata, recibiendo mensajes de donde se la podía adquirir, y es así que lograron recolectar los fondos para iniciar el proyecto, que fueron mucho más de lo que alguna vez imaginaron.

 

Hoy Noah y Yuki se encuentra en plena fase de producción para poder despachar las más de 800 órdenes que hasta el momento tienen, y es que no vayan a pensar que se trata de un producto económico, parecido al que hoy tienen las camas para perros, todo lo contario, cada cama Plufl tiene un costo de $499, pero si realiza un pedido con anticipación puede llegar a costar $349. 

 

Cada vez que vea a su mascota dormir a pierna suelta en su cama, ya sabe que existe Plufl y que usted podría dormir igual.

TAMBIÉN PUEDE LEER

NEWSLETTERWEB1.png

Suscríbete a nuestro News Letter

20  de junio  2022

TASTYWEB1.png

Mc Donald's es Tasty en Rusia

14 de junio 2022

BROOKEWEB1.png

Lo que hay dentro de mis Calvins

16 de mayo 2022

SANDWICHMIXTOWEB1.png

Un sándwich con curriculum

16 de mayo 2022

MUJIWEB1.png

Muji: la marca que no quiere ser marca

10  de mayo 2022

EJDAWEB1.png

¿Qué puedo leer? El Juicio del Agua

9 de mayo 2022

AFWEB1.png

Abercrombie & Fitch: excluyente ilusión

7 de mayo 2022