• Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

La lista del súper de la Reina Isabel

26  de  mayo  del 2019

Por: Ginnette Ross

La Reina Isabel II de Inglaterra es la soberana inglesa con más años en el trono. Nació en 1926 y  asumió la responsabilidad de ser reina a los 26 años  y hoy a los 93 años sigue como un símbolo vivo de todo lo que la monarquía significa y representa. De ella y su familia se ha hablado hasta el hartazgo; películas, libros, series, reportajes han sido realizados para dar a conocer a este enigmático personaje que a pesar de haber vivido momentos complicados a lo largo de su vida nunca ha perdido los papeles y se ha comportado como lo que es una reina.

 

Por ser quien es a veces nos olvidamos que son seres humanos y que en materia de productos con seguridad tienen sus marcas preferidas en todas las categorías; desde por ejemplo la mermelada del desayuno, hasta la marca de zapatos favorita. 

La ventaja es que si el producto o servicio resulta que le encanta a la Reina Isabel II o la Casa Royal, ésta la galardona por la preferencia  con un certificado denominado Royal Warrant, con lo cual la marca inmediatamente pasa a formar parte de un selecto grupo al que no se accede fácilmente. 

Así pues el Royal Warrant es un  reconocimiento real que se otorga a los proveedores frecuentes de bienes y servicios de la casa real británica. En el momento en el que se recibe, la marca entra a formar parte del club de los Royal Warrant Holders. Actualmente existen unos 800 proveedores oficiales de la casa real, alguno de los cuales tienen este título desde hace más de un siglo.

¿Cómo se obtiene? El preciado sello se otorga a proveedores que hayan facilitado bienes o servicios de forma constante a la realeza británica durante un mínimo de cinco años. Puede ser concedido por la Reina, el Duque de Edimburgo o el Príncipe Carlos. El reconocimiento permite a la empresa lucir el escudo real con el lema “By Appointment” en sus productos, publicidad, vehículos de transporte o material de correspondencia. 

La relación entre las empresas y la corona es sólo de tipo comercial y ser un proveedor real también implica responsabilidades. No se puede descuidar la calidad. El sello real se pierde automáticamente si el producto pierde su calidad, la empresa que lo fabrica entra en quiebra o si el dueño de la marca fallece sin dejar un heredero que asegure la continuidad. 

Para citar algunos ejemplos de los productos preferidos por la Reina Isabel II están las grandes casas francesas que se dedican a fabricar espumantes, como por ejemplo Louis Roederer que elabora uno de los champanes más caros del mercado (la edición limitada de Cristal Jeroboam 2002 que se vende por unos 20.000 euros), pero el consumido por la Casa Real es el Magnum que cuesta 116 euros por botella.

Si hablamos del té, la marca preferida es Twinings que tiene más de tres siglos fabricando algunos de los "blends" más famosos del mundo. La Reina lo toma con un poco de leche y acompaña su tecito con tostadas y mermelada y no cualquier marca, la marca elegida es Tiptree, fabricada en el pueblo del mismo nombre en el Condado de Essex, donde se fabrican desde 1885. El precio de un frasco de 350 gr. es de alrededor 5 euros pero el favorito de la Reina Isabel es la Little Scarlet, una mermelada hecha con la homónima y muy exclusiva variedad de fresa, cuyo precio puede llegar los 10 euros. 

Winston Churchill (1874 - 1965) decía que los quesos sólo se pueden comprar en Paxton & Whitfield y es que el romance de la Casa Real con esta marca viene desde la época de la Reina Victoria (1837-1901) que le concedió el Royal Warrant en 1850 y desde esa época hasta hoy no lo ha perdido. 

 

Y para el agua Hildon es la escogida, la única marca de agua embotellada que ha ganado el Restaurant Magazine Award por seis veces consecutivas. Procedente del entorno incontaminado de la Test Valley, en Hampshire, el agua Hildon es pura perfección de la naturaleza. Es pobre en sodio y no lleva aditivos. La hay sin gas y "suave" con gas y su precio por litro es hasta cuatro veces superior al de una botella de agua mineral tradicional. Lujo natural.

Uno de los productos más curiosos que no puede faltar en la lista de compra y ostenta el Royal Warrant es la Salsa Tabasco que se viene elaborando según su receta original desde 1868 y cuyos ingredientes son solo tres: chile rojo, vinagre y sal. Parece que a la Reina le encanta el picante de esta salsa en platos. 

Como pueden ver las marcas elegidas por la Reina Isabel II, pueden ser excesivamente costosas como el agua o el champagne o muy aterrizadas como el té y la mermelada. Lo cierto es que si una marca logra el Royal Warrant inmediatamente avanza a una categoría diferente y se vuelve la preferida de los comunes y corrientes mortales que al mordisquear una tostada con la misma mermelada que la Reina usa sienten que entran por unos segundos en Buckingham Palace

También le puede interesar:

fred-perry-scotts-header.jpg
EL REGRESO DE FRED PERRY
Beppe 1.jpg
LAS BOUTIQUES DEL QUESO
90e34a38-32a1-4011-9356-923d9683566f_570
BARBIE CUMPLE 60 AÑOS
coca-cola.jpg
COCA COLA: MARKETING MEMORABLE
virginie.jpg
LA NUEVA REINA DE CHANEL

AVENIDA RETAIL; DERECHOS REGISTRADOS 2019