death-to-2020-netflix.jpg

Avenida Retail

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco

Muerte al 2020

El documental de los creadores de “Black Mirror”, se percibe inicialmente como un muy serio recuento de lo sucedido en el año que pasó,  pero a medida que avanza se vuelve una magistral pieza de ironía y sarcasmo al recorrer los principales acontecimientos desde una óptica cargada de humor negro. Lo triste es que mucho de lo que los "supuestos" periodistas y entrevistados opinan es cierto, pero en la realidad nadie se atreve a decirlo. Una increíble manera de empezar el año.

Historias relacionadas:

Los creadores de la exitosa serie Black Mirror (2011) , Charlie Brooker-1971  y Annabel Jones-1972, son las mentes creadoras detrás de Muerte al 2020, el documental que estrenó Netflix el pasado diciembre  y que a través de ironía y sarcasmo te llevan por un recorrido por el turbulento 2020; logrando que literalmente el espectador se quede pegado a la pantalla al observar los tristes eventos del año que pasó, desde un relato cargado de humor negro, que desafortunadamente no deja de ser terriblemente cierto. 

Muerte al 2020 repasa mes a mes, a modo de documental  mucho de lo que sucedió en el nefasto 2020,  a través de opiniones de un "muy serio" periodista, interpretado por Samuel L Jackson-1948, o un disparatado historiador, que divaga con hechos reales y otros producto de la ficción (Hugh Grant-1960), la  Reina Isabel (Tracey Ullman -1959) y políticos como Jeanetta Grace Susan una muy cuestionable vocera de La Casa Blanca, interpretada por Lisa Kudrow-1963,  pero también recoge las opiniones de "supuestas" personas comunes y corrientes; "como la típica mujer británica promedio" (Dianne Morgan-1975) o la "clásica madre norteamericana anglosajona, de clase alta con hijos estrellas del football en una escuela privilegiada" (Cristin Milioti-1985), y que a pesar de lo "bizarramente" absurdos de los comentarios que cada uno de ellos realizan a lo largo del documental, sorprende la realidad de los mismos.  

El documental cubre evidentemente la crisis ocasionada por el Coronavirus a nivel mundial y las decisiones de los más importantes gobernantes a nivel mundial, pero también el proceso de "Impeachment" contra Donald Trump-1946, la muerte de George Floyd-1973; el triunfo de George Biden-1942, la decisión de ya no ser parte activa de la familia real británica por parte de los Duques de Sussex, Príncipe Harry-1984 y su esposa Meghan Markle-1981.   

El documental también presenta a un supuesto magnate de la tecnología, que tras escuchar el discurso de la joven Greta Thunberg-2003 en Davos-Suiza sobre el cambio climático, decide comprar y arrasar un monte en Nueva Zelanda para construirse un "bunker"; y no le importa lo que le pase al resto de la humanidad; lo cual puede resultar en el documental disparatadamente gracioso, pero que estamos seguros que más de un millonario lo haría.

Los creadores de Black Mirror debido a su desparpajo e imaginación, mezclan y conjugan de manera magistral imágenes reales, de lo sucedido en el 2020, con personajes de ficción que parecen reales, diciendo barrabasadas o verdades que no dejan de poner los pelos de punta, por su muy extraño parecido a  la realidad de la que se prefiere hablar; como cuando señalan que en Wuhan - China, "los doctores descubren un virus que primero los desconcierta y luego los mata". Y es que así es este documental, hilarante, irónico pero real.

Muerte al 2020 es una manera original de despedir un año que quedará grabado en la retina de millones, como uno de los más difíciles que como planeta nos ha tocado vivir y es también un recordatorio que estamos en una época en la que eventos que sucede en los lugares más apartados  podrían afectar al planeta; y esto de gracioso no tiene nada. Pero no se preocupe tanto, vea el documental  y despida el 2020 con humor.  

 La Hermandad Circle.png
La Hermandad
 2806 Circle.png
La habitación 2806; original de Netflix
The Crown Circle.png
The Crown; cuarta temporada