BAGUETTEWEB1.png

Avenida Retail

Buscando el mejor baguette de París

31 de agosto

Tiempo de lectura: 3 minutos

Los parisinos se toman muy en serio el pan baguette, y es que en Francia se venden y consumen 30 millones de hogazas de pan, por eso no resulta nada extraño que desde hace ya 29 años se elija al mejor baguette de la ciudad, un premio que llena de honor y gloria a la panadería y convierte al maestro panadero en una auténtica celebridad. Este año una pequeña panadería del Distrito 15 resultó la ganadora. Aquí la historia:

 

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Pinterest
BAGUETTEWEB11.png

Nadie pone en duda que junto con el vino y el queso, el baguette es uno de los símbolos de Francia, y para muestra bastan las millones de fotografías que recrean escenas típicas parisinas, de esas de la bicicleta con canasta, en donde un muy relajado conductor maneja feliz por las calles llevando en la canastilla una botella de vino y un crujiente baguette. Importa poco si esta imagen es de esas “tipo cliché”, lo cierto es que el baguette define de cierta forma la manera de vivir de los franceses, ya que este crujiente pan es parte del día a día de millones y su preparación y calidad es algo que se toma muy pero muy en serio, no por nada se venden y consumen 30 millones de esos panes diariamente.

Con toda esta cultura desarrollada alrededor del baguette, no es de sorprender que existan múltiples variedades, que en realidad se tratan siempre de la misma receta tradicional, lo que cambia es la forma y la textura de la corteza. El baguette clásico tiene 65cm de largo y pesa aproximadamente 250 gramos, pero como todo en la vida hay infinitas versiones, al punto que si el tamaño tradicional es muy grande se puede comprar lo que se conoce como un “demi baguette” que es un baguette cortado por la mitad o bien se puede adquirir el llamado déjeunette, que tiene solo 32cm de largo.

BAGUETTEWEB12.png

¿Qué buscan los parisinos de un baguette? pues que la corteza sea crocante, crujiente y dorada y que la miga sea muy blanca y suave. Se dice fácil, pero solo expertos maestros panaderos tienen la capacidad de preparar un baguette perfecto, de esos que provoca untar con mantequilla o ponerles queso, y es que cuando un baguette está bien hecho se puede comer hasta solo.

Los parisinos están conscientes de todo el trabajo, experiencia y dedicación que se requiere para obtener un baguette perfecto, y es por eso que año a año un grupo de expertos buscan de entre todas las panaderías de París el mejor baguette de la ciudad. Para quién obtiene el galardón es casi como el equivalente de ganar un Premio Nobel, y es que se trata de un reconocimiento que volverá famosa a la panadería, y de paso hará que las ventas se disparen, ya que una vez que se conoce el ganador, las colas para adquirir el mejor baguette de la ciudad pueden ser eternas. 

FC2.png

Este año el concurso se realizó en el mes mayo y resultó ganadora la panaderia Frédéric Comyn ubicada en el # 88 de la Rue Cambronne en el Distrito 15. El baguette preparado por Damien Dedun, un experimentado maestro panadero logro el codiciado Grand Prix por el mejor baguette tradicional de París en su edición #29.   

Después de varias ruedas eliminatorias el baguette de esta panadería se impuso a muchos otros, y al final logró el codiciado título, y quién mejor que entregarlo que el ganador del año pasado, Makram Akrout de origen tunecino de la panadería Les Boulangers de Reuilly en el Distrito 12.

El concurso para decidir cual es mejor baguette de París, no es un concurso cualquiera y se toma con mucha seriedad; para empezar es un evento organizado por la Alcaldía de la ciudad en alianza con la Cámara de Maestros Panaderos de París y que desde hace 29 años vienen motivando a que experimentados pero también debutantes maestros panaderos compitan por el preciado galardón

BAGUETTEWEB14.png

Este año 135 baguettes entraron a la competencia, pero para concursar se requiere que las panaderías cumplan con ciertos requisitos, para empezar, deben enviar dos muestras que tengan mínimo 55cm y máximo 70cm de largo, con un peso entre 250 y 300gr y tener una cantidad exacta de sal, equivalente a 18 gramos por cada kilo de harina. Los baguettes son juzgados de acuerdo a muy claros criterios: calidad del horneado, sabor, la calidad de la corteza, textura de la miga y el aspecto general.

Este año el panel de jueces estuvo a cargo de expertos maestros panaderos, entre los cuales están muchos de los ganadores de años anteriores, artistas, periodistas y también de personas comunes y corrientes que se inscribieron meses antes para también ayudar a dar el veredicto.

BAGUETTEWEB15.png

Además del honor de ser catalogada como la mejor panadería de París, el ganador recibe €4,000 contante y sonante y el honor de ser el proveedor oficial de este tipo de pan en el palacio Elysée, residencia del presidente de Francia.

Definitivamente para Damien Dedun es un honor que le dará mayor prestigio a su carrera y llenara de gloria a su panadería. Una muestra de ello es que si usted está en París y pasa por allí podrá ver una cola de adictos al baguette esperando llevar a casa el mejor baguette de la ciudad.

TAMBIÉN PUEDE LEER:

DETODOUNPOCOWEB5.png

De todo un poco: notas cortas muy entretenidas

31 de agosto  2022

NEWSLETTERWEB1.png

Suscríbete a nuestro News Letter

31 de agosto  2022

CASIOWEB1.png

Vuelve el reloj Casio ochentero

30 de agosto 2022

YSLWEB1.png

YSL: Un tributo al inventor del prêt à porter

1 de agosto 2022

TIFWEB1.png

Cuando un color define a una marca

25 de julio 2022

GBWEB1.png

Descubrimos al primer metrosexual

22 de julio 2022

PERLAWEB1.png

La fascinación por La Joven de la Perla

21 de julio 2022

HANEBISHOWEB1.png

No se deprima por el papel higiénico que usa

19 de julio 2022