• Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

Retail comprometido con el planeta

16  de  mayo  del 2019

Por: Alejandro Samaniego

Mucho se ha escrito acerca de las razones del porque compramos; ¿Qué es lo que nos motiva a tomar tal o cuál decisión de compra? Hay extensa literatura al respecto que explica que las razones en la toma de decisión son totalmente emocionales; sentirme mejor, elevar mi auto estima, obtener reconocimiento, lograr admiración. La lista puede ser tan extensa como complicado e intrincado es el cerebro humano, pero de un tiempo a esta parte hay una razón emocional  que viene ganando adeptos, principalmente Millennials y miembros de la Generación Zeta; y nos referimos a tomar una decisión por un producto respecto de otro tomando como punto de decisión final el compromiso que tiene la marca con el entorno, con el cuidado del planeta y la protección del eco sistema.

Todos los días de una u otra manera somos bombardeados con mensajes que nos repiten una y otra vez que el planeta se encuentra en grave riesgo y esto realmente ha empezado a hacer efecto. Personalmente les cuento que de un tiempo a esta parte he dejado de usar cañitas, popotes o pajillas para las gaseosas o refrescos desde que vi en un programa de National Geographic que se atracaban en las fosas nasales de las tortugas. La noticia que en la mitad del pacífico flota una isla del tamaño de Francia de puro desechos plásticos me genera pánico y escuchar que la minería informal contamina ríos en la selva amazónica y destruye el eco sistema de miles de especies me da terror. Debo reconocer que hace diez años estas cosas ni pasaban por mi cabeza, pero hoy después de ser bombardeado por mensajes publicitarios de un planeta que debe ser salvado de nosotros mismos, tengo las imágenes presentes todos los días.

Y estás imágenes están presentes en actividades cotidianas como ir al supermercado. En principio ya no pido bolsas de plástico sino llevo las mías unas de tela que me regalaron y decidí cambiar de supermercado cuando vi que la marca de la competencia había lanzado bolsas re utilizables y no las de plástico. Cuando entendí que una bolsa de plástico se utiliza por un máximo de tiempo de 10 minutos y tarda 400 en degradarse dejé de pedir bolsas y si voy a la farmacia o a la bodega de la esquina prefiero llevar los objetos en la mano.

Hace diez yo no me comportaba así, y para nada tenía conflictos éticos cuando una vendedora me ofrecía una bolsa de plástico. Hoy si hago una compra siento alivio cuando me ofrecen una bolsa de papel ya que sé que será reciclada, y hoy gran parte de mis decisiones en el supermercado se definen por el tipo de envase del producto y que tanto o no contamina.

Yo soy un mortal común. y silvestre, no pertenezco a ninguna ONG, ni movimiento ambientalista, simplemente finalmente el mensaje hizo click en mi mente y si hizo click estoy seguro que en millones también. Las marcas que no se den cuenta de esto no van a poder continuar, porque motivos emocionales harán que nosotros como compradores las descartemos. ¿Que está haciendo su marca para que esa decisión emocional de protección o mejor dicho de auto protección no destruya su marca?

AVENIDA RETAIL; DERECHOS REGISTRADOS 2019