OUIJAFRONT.png

Avenida Retail

La Ouija: ¿juego de mesa?

29 de octubre 2021

Tiempo de lectura: 2 minutos

Muchos ignoran que la Ouija fue registrada en la categoría de “juego de mesa” en el hoy ya muy lejano 1890 y que hizo millonario a su inventor debido a “sus curiosas propiedades”. Fue muy popular durante la primera mitad del siglo XIX, pero lo extraño es que después de más de 100 años de existencia se le sigue considerando cómo solo un juguete…como si se tratara del Monopolio o las Damas Chinas. Aquí la historia:

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Pinterest
OUIJAWEB22.png

Así como hoy hay una fascinación por la tecnología y la gente hace colas eternas frente a una tienda de Apple para poder comprar el último Iphone, durante la segunda mitad del siglo XIX en Europa y Estados Unidos se vivió una fiebre por el espiritismo y el mundo del más allá. Era muy común participar en sesiones para contactar a los muertos, principalmente entre las clases altas que pagaban fortunas para conocer a los mejores “mediums” y guías espirituales.

 

Las maneras para comunicarse con los muertos eran muy variadas y entre las más populares se encontraban las "tablas parlantes" que permitían la fácil comunicación con los espíritus  y que muchos señalaban con total autoridad que eran utilizadas en el antiguo Egipto. Lo cierto es que a mediados del siglo XIX un francés llamado M. Planchette ya había diseñado el primer antecedente de lo hoy conocemos como Ouija, que era un tablero de madera con un puntero al que se le aplicaba un lápiz que escribía las respuestas "de los espíritus" al deslizarse.

 

La tabla de M. Planchette sirvió de inspiración para un audaz emprendedor de Maryland-Estados Unidos que vio en ella una magnífica oportunidad de negocio, estamos hablando de Elijah Bond (1847-1921)  quién logró en 1890 el registro de un tablero para comunicarse con los espíritus al cual bautizó con el nombre de Ouija.

OUIJAWEB23.png

Sin importar si alguna vez haz participado en el juego de la Ouija todos sabemos más o menos en que consiste: un tablero en el que aparecen las letras del alfabeto y un "SÍ" y un "NO", algunas incluyen también números para agilizar los discursos, e incluso un "ADIÓS" para no alargar las despedidas. En el juego pueden participar una o más personas, la idea es que todos los jugadores toquen con la punta de uno de sus dedos el puntero que ante una pregunta, irá deslizándose por el tablero de una letra a otra hasta elaborar la respuesta.

Tanto fue el éxito de este "supuestamente llamado juego" que pocos  años después del lanzamiento, Bond lanzó una versión en 1907 con el nombre de "Nirvana" y donde el logotipo era nada más y nada menos que la esvástica Nazi, es más la compañía con el tiempo pasó a llamarse "The Swastika Novelty Company", muchos antes que este símbolo se hiciera tristemente famoso  y fuera sinónimo de todo lo malo y perverso que el ser humano puede ser capaz de hacer, pero no deja de ser muy extraño, es como si alguien del más allá le hubiera dicho a Bond lo que sucedería casi 50 años después. 

 

Lo que  también resulta sorprendente es que este extraño artilugio con la patente 446.054 fue clasificado en Estados Unidos como juguete y para nada en su descripción se menciona el objetivo principal: el de comunicarse con los muertos, y hasta ahora mantiene esa clasificación...nadie lo ha cuestionado...extraño muy extraño.

OUIJAWEB23.png

Bond falleció en 1921 y la patente del juego pasó a ser controlada por William Fuld (1870-1927) un empresario de Baltimore que por años se pensó que había sido el real inventor, y es que Fuld le dedicó mucha energía a la comercialización y a también a contar la historia del tablero, fue él quién se encargó de desvelar por ejemplo el origen del nombre: Ouija que es la mezcla de los vocablos "oui" y "ja", que significan "sí" en francés y en alemán…pero la verdad muchos creen que hay un secreto escondido en el nombre.

 

Fuld logró crear un imperio comercial sostenido por la Ouija, pero en 1927 le sobrevino la muerte de manera muy peculiar, se cayó desde el tejado de una de sus fábricas donde estaba supervisando la instalación de un asta de bandera, y murió a causa de las heridas cuando estaba siendo trasladado al hospital.

 

Fue el fin de Fuld, pero en ningún caso de la Ouija, siempre presentada como  juego de mesa. La propiedad del juego pasó por muchas manos, hasta llegar a ser parte del portafolio de productos del gran comercializador de juegos de mesa: Parker Brothers propietario también de los derechos de fabricación del icónico Monopolio, la Batalla Naval o el Twister por citar algunos nombres y que es a la vez una empresa de propiedad de Hasbro, el gran fabricante de juguetes.

OUIJAWEB24.png

La Ouija desde su creación hasta hoy siempre se ha vendido como juego de mesa -a pesar que muchos han tratado que no sea catalogado como tal- y eso que existen incontables historias alrededor del mundo de las consecuencias nefastas que trajo para los participantes el haber utilizado este juguete para comunicarse con el más allá, independiente que el cine se haya encargado de hacer del tablero un objeto satánico. Lo cierto es que este juego algo raro encierra y nuestra opinión es que no debería ser considerado como juguete, pero en el mundo de los negocios se le sigue tratando como si fuera un juego de Damas ChinasAjedrez…y es que como dicen por allí “business son business y lo que importa son las ventas, si un alma en pena se instala en casa...no importa tanto".

 

Sobre el inventor también hay otra curiosa historia…durante años su tumba estuvo perdida, nadie sabia donde estaba enterrado Elijah Bond, hasta que fue finalmente localizada en el 2007 por un grupo de entusiastas seguidores en el Green Mount Cemetery de Baltimore; y a manera de homenaje se le colocó una lápida de mármol donde en el reverso aparece tallado un un tablero de Ouija. Un reconocimiento a su terrorífico legado y quién sabe una forma de facilitar la comunicación con el inventor.

NEWSLETTERSQUARE.png
SQUARETÍTULOSQUARE-2.png