• Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

Feliz cumpleaños Yves Saint-Laurent

Si hoy estuviera vivo cumpliría 84 años. Yves Saint-Laurent murió antes de tiempo pero dejó en sus diseños un sello que cambió la moda de nuestro tiempo para siempre.

1 de agosto 2020

Un día como hoy y si aún continuara con vida, el gran diseñador argelino-francés Yves Saint-Laurent cumpliría 84 años. El genio de la alta costura se fue muy temprano -a los 71 años-, pero su influencia en la moda perdurará para siempre.

 

Es cierto, Yves Saint-Laurent murió anticipadamente, pero en  71 años de vida, el tímido pero provocador Yves Saint-Laurent tuvo tiempo  suficiente de convertirse en un icono de la Alta Costura y revolucionar la manera como actualmente se visten millones de mujeres alrededor del mundo, creando todo un estilo inconfundible que después de su muerte sigue totalmente vigente. 

El 1 de junio de 2008 el mundo lloró su muerte y los diarios se referían a él como: maestro, genio, revolucionario e inolvidable; y es que Yves Saint-Laurent creo según manifiesta su biógrafa oficial Laurence Benam, lo que se conoce como “estilo atemporal” y es que cualquiera de los diseños de Saint-Laurent independientemente de la época en los que fueron creados, no pierden vigencia y hacen que quien lo lleve se vea sumamente actual, sin importar que el traje sea de los psicodélicos sesentas o los extravagantes ochentas.  

Saint-Laurent nació en Orán, Argelia; en el seno de una de las familias más ricas de la ciudad. Su padre descendiente de un Barón francés era presidente de una compañía de seguros y propietario de varias salas de cine. Saint-Laurent tuvo acceso a una educación privilegiada, pero sabía que era diferente, no era el tipo de niño que jugaba al “football” con los amigos en el barrio, prefería pasarse las tardes ojeando en secreto las revistas Vogue que su madre compraba y soñar con un mundo de diseñadores y modelos.

Su naturaleza tímida y retraída evidentemente tuvo consecuencias en su entorno escolar, siendo víctima de un cruento “bullying” por parte de sus compañeros que al verlo diferente lo molestaban constantemente. Saint-Laurent se consolaba así mismo de esta penosa situación prometiéndose que un día saldría de Orán y sería muy famoso. 

La primera oportunidad de lograr su objetivo fue en 1950. Saint-Laurent de sólo 15 años envió a París tres diseños para participar en un concurso convocado por el  Secretariado Internacional de la Lana. Logró el tercer y lugar y fue a recibir el premio con su madre. Mientras recorría las calles de París juró que esta ciudad sería el lugar donde expresaría toda su creatividad, dejando Orán y sus terribles recuerdos escolares atrás. 

A pesar de lograr el tercer lugar sus diseños no pasaron desapercibidos; Michel De Brunhoff, redactor en jefe de Vogue, quedó muy sorprendido por el talento de Saint-Laurent y le recomendó que estudiara en la Cámara Sindical de la Alta Costura en París. Saint-Laurent aprovechó la recomendación de De Brunhoff como pasaporte a la libertad e inició toda una campaña al interior de su familia para que le dejaran marchar a París. El día de su graduación en su escuela en Orán fue el día más feliz de su vida, sería la última vez que vería a todos esos personajes que se burlaban de él; París era su destino.  

 

En 1951, ya muy bien instalado en París, Saint-Laurent de casi 17 años decidió volver a participar en el concurso organizado por el Secretariado Internacional de la Lana, y esta vez logró el primer lugar, dejando atrás curiosamente a otro participante; un muy joven Karl Lagerfeld.  De Brunhoff,  remitió los diseños de Saint-Laurent al consagrado Christian Dior que decidió darle trabajo en su taller. 

Saint-Laurent llevaba tres años trabajando con Christian Dior cuando éste fallece a finales de 1957 de un infarto. Yves Saint-Laurent con sólo 21 años asume la dirección de una de las casas de moda más famosas del mundo.  Sus primeras colecciones fueron todo un éxito, inclusive fue contratado en 1959 por Farah Diba futura Emperatriz de Irán para que le diseñara su vestido de novia. Pero no todo fue felicidad, muchas de sus colecciones cosecharon duras críticas, época que coincidió con un evento que marcaría la vida de Saint-Laurent para siempre; fue llamado para cumplir el servicio militar obligatorio, que años antes Saint-Laurent con el apoyo de Dior se había encargado de postergar en muchas oportunidades. 

 

Saint-Laurent duró sólo 20 días en la milicia; “fue como volver a su antigua escuela de Orán pero mucho peor” contó mucho después. Sufrió humillaciones de todo tipo al punto que termino en el hospital producto de un ataque de “stress”. En el hospital se enteró que ya no podría regresar a la Casa Dior y eso agravó su situación siendo ingresado en el psiquiátrico de Val-de-Grace, un centro terapéutico conocido por utilizar terapias muy agresivas. A Saint-Laurent le aplicaron electroshocks y terribles sedaciones que años después le pasarían factura. 

En 1961 fue dado de alta y decidió tomar una decisión radical, no volvería a buscar un trabajo en ninguna de las casas de moda de París, sino que iniciaría la suya propia y lo hizo de la mano de su amigo y compañero sentimental Pierre Bergé (1930-2017). 

 

Yves Saint Laurent lanzó ese mismo año su primera colección con marca propia que coincidió con el uso del logo que conocemos, la YSL superpuestas; obra del diseñador gráfico francés Cassandre. A partir de ese momento Saint Laurent cambió radicalmente la manera de vestir de las mujeres; les puso esmóquines, transparencias, pantalones de talle alto o  chaquetas  estilo “sahariano”, inspiradas en la vestimenta colonial de los militares británicos a principios del siglo XX. 

 

Los expertos aseguran que este artista dio “poder” a las mujeres; siguiendo los pasos de Coco Chanel (1883-1971) que en su momento les dio “libertad”. Pero Saint-Laurent quería más; deseaba fervientemente que sus diseños fueran utilizados por todas las mujeres, no solo las ricas y las privilegiadas; así decidió crear en 1966 la primera boutique "Prêt-à-porter" (ropa lista para llevar o usar), prendas de diseño pero hechas en serie a precios mucho más accesibles; un poco lo que hoy es el “fast fashion”.  

Saint-Laurent no sólo cambió para siempre el mundo  la moda de nuestro tiempo; sino que fue el primero en fusionar arte y moda lanzando colecciones inspiradas en artistas como Matisse, Mondrian, Basquiat, Pollock o Picasso. El diseñador español Elio Berhanyer señaló: “la obra de Saint Laurent será exhibida en museos como hoy se exhiben los cuadros de Velázquez”; y no pudo ser más acertado; el talento de Saint-Laurent lo llevó a ser el primer modisto invitado a exponer sus obras en un museo, el Metropolitan de Nueva York, que en 1983 organizó una retrospectiva de sus 25 primeros años en el oficio.

Los colores y la inspiración le venían de su querido Marruecos y sobre todo de Marrakech, ciudad donde fueron esparcidas sus cenizas y que hoy alberga un museo enteramente dedicado a sus revolucionarias creaciones. El continente africano fue una de las grandes fuentes de inspiración del artista, que si bien es cierto le traía recuerdos tristes también imprimió en él esa facilidad para mezclar y fusionar estilos.

Su carrera de éxito se alargó hasta el 2002 cuando el propio Saint-Laurent anunció su retirada definitiva de las pasarelas y el abandono de su famoso despacho en la Avenida Marceau de París, poniendo fin “a cuarenta años de amor” como el mismo señaló en un comunicado de prensa. 

Hoy su legado permanece, además de en los armarios, en los museos de París y Marrakech, gracias a su pionera decisión de archivar minuciosamente todas sus piezas desde la creación de la icónica firma. "Feliz cumpleaños Yves Saint-Laurent".

HISTORIAS RELACIONADAS

LBM4.jpg
Le Bon Marché, ahí empezó todo
CH1.jpg
Carolina Herrera: Heart for Hope
Chanel_L´eau.jpg
Chanel No. 5: Un reinado de 100 años

SI DESEA LEER MÁS HISTORIAS COMO ÉSTA, SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWS LETTER:

LEA HISTORIAS  ANTERIORES;

AVENIDA RETAIL; DERECHOS REGISTRADOS 2020