Avenida Retail

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Pinterest

El primer carrito "sanguchero"

Mientras Trump y Biden deciden quién será el próximo Presidente de los Estados Unidos; queremos rendir un homenaje al carrito de hotdogs, un símbolo de la cultura norteamericana y realmente el antecedente más antiguo del famoso carrito "sanguchero" peruano, inmortalizado por la conductora Laura Bozzo.

Si hay una comida que representa a los Estados Unidos es el hotdog; es casi un deporte nacional detenerse unos minutos en cualquiera de los miles de carritos que están en las principales ciudades de norteamérica para comerse un hotdog; desde Nueva York hasta California.

Muchos ignoran que esta comida tan típica de Estados Unidos se volvió popular al final de la Guerra Civil cuando el país comenzó nuevamente su reunificación (1865)  y existe la leyenda que es en el Paseo Marítimo de Coney Island el icónico balneario de de Brooklyn  donde por primera vez se instaló un carrito de ventas de hotdogs.

Alrededor del 1870 un inmigrante alemán de nombre Charles Feltman (1841-1910), abrió en Coney Island el primer carrito de hotdogs y cuentan que  vendió 3,600 salchichas dentro de un pan de leche o "roll" durante su primer año de operaciones. Otros señalan que la invención del hotdog como lo conocemos fue idea de Anton Feuchtwanger (1851-1913), que en 1903 instaló en St. Louis, durante la Feria Mundial del mismo año un carrito para vender hotdogs, pero los vendía sin pan, la pura y sencilla salchicha y para evitar que los clientes se mancharan les daba guantes blancos de tela  -que los clientes no devolvían-; se dio cuenta que era imposible sostener ese tipo de operación. Su cuñado que era panadero le sugirió vender  el hotdog dentro de un pan blanco alargado; había nacido el hotdog.

El hotdog se volvió muy popular en Estados Unidos y llegó también a los estadios de baseball. Resulta que en 1893 Chris Von de Ahe (1851-1913), dueño de los St. Louis Browns y de un bar local que empezó a vender hotdogs acompañados de cerveza; no tardó nada en que los hotdogs se empezaran a vender en los estadios acompañados de una fría cerveza. 

Hot Dog Web 2.jpg

Lo cierto es que la idea del carrito de hotdogs se popularizó en Nueva York y para 1906 habían decenas de carritos por las calles de la "Gran Manzana" que vendían a 3 centavos cada hotdog y 2 por 5 centavos. A los neoyorquinos les parecía fabuloso consumir ese tipo de producto de manera rápida y económica, era la manera perfecta de tener un almuerzo delicioso en corto tiempo y continuar la jornada laboral.

En 1916 un descendiente de inmigrantes polacos llamado Nathan Handwerker (1892-1974) empleado de Feltman en Coney Island, decidió asociarse con Eddie Cantor (1892-19) y Jimmy Durante también trabajadores de Feltman, decidieron hacerle la competencia a su jefe, renunciaron a su trabajo y abrieron varios carritos en Coney Island para vender hotdogs no a diez centavos como lo hacía Feltman sino a cinco centavos; "cría cuervos....dirían algunos".

Handwerker como estrategia de ventas puso unas sirenas en los carritos que sonaban de cuando en cuando para atraer clientela y además vistió a los vendedores como doctores para hacer creer que consumir salchichas era algo sano. El pobre Feltman se vio obligado a cerrar, la fama de Nathan Handwerker era enorme; convirtiéndose en la primera marca formal de hacer de los hotdogs todo un imperio. La marca sigue operando hasta con mucho éxito.

 Nathan Web 1.jpg

El éxito de Nathan´s animó a otros a lanzar negocios parecidos, aparecieron restaurantes, quioscos y carritos; el hotdog se convirtió en un clásico  y una tradición de los parrillas en todos los hogares norteamericanos; el consumo de este producto fue tan popular que pasó a formar parte del menu de la Casa Blanca desde 1939, donde si eres invitado te pueden servir un delicioso hotdog con ketchup y mostaza.   

Hot Dog Web 2-2.jpg

Y si el hotdog se volvió parte de la cultura, los carritos expendedores también principalmente en Nueva York donde son inclusive un atractivo turístico de la ciudad. Se calcula que hoy existen más de 3,000 carritos diseminados por Manhattan, donde la marca Sabrett es la proveedora de la gran mayoría; y como suele suceder no todos los carritos son iguales ni venden los hotdogs a los mismos precios. Muchos dicen que los mejores hotdogs de la ciudad son vendidos en un carrito en una de las esquinas de Union Square.

 

Se calcula que el 15% de todos los hotdogs vendidos en Norteamérica se realizan a través de un carrito; osea que ya lo sabe; la próxima vez que esté en Nueva York y se coma un hotdog siéntase parte de la historia y tenga claro que el carrito sanguchero no es un invento de Laura Bozzo.

HISTORIAS RELACIONADAS:

 CF Circle.png
Caffè Florian; 300 años operando
Halloween Circle 2.png
Los más vendidos de Halloween
Bread Circle.png
El irresistible olor a pan caliente
Harveys Wine.png
La marca española que la reina prefiere

SI DESEA LEER MÁS HISTORIAS COMO ÉSTA, SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWS LETTER:

NEWS LETTER 2.png

O TAMBIÉN LEA  NUESTRAS HISTORIAS  ANTERIORES:

AVENIDA RETAIL; DERECHOS REGISTRADOS 2020