• Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

Lunes  26  de junio del 2017

Por: Redacción Avenida Retail

​Dédalo la tienda de arte y artesanía que se encuentra en la calle Saenz Peña en Barranco es ya un clásico cuando se trata de comprar mucho más que artesanía y se pretende adquirir un objeto único y especial producto de toda la creatividad de artistas y artesanos peruanos. La tienda es además parte de los circuitos  de compras en Lima cuando los turistas están buscando algo distinto a la clásica chompa de alpaca, el mate burilado o la iglesia ayacuchana, y no es que estos objetos tan tradicionales no tengan su público, pero existe otro tipo de artesanía, una que es producto de nuevas tendencias y que convierte lo tradicional en una pieza de arte, dándole a la compra de artesanía todo un nuevo concepto.

Y justamente el concepto de Dédalo no surge de manera casual, es producto de la imaginación de dos soñadores María Elena Fernández y su esposo Eduardo Lores, quienes tras volver a inicios de los noventa de Italia tenían la idea de crear un espacio diferente para la venta de arte y artesanía, donde pintores, escultores, fotógrafos, y diseñadores pudieran exponer y vender sus obras. Se trataba de una Galería de Arte con un toque más informal, con propuestas diferentes, de los más variados estilos, y animara a los visitantes a comprar piezas de arte de carácter utilitario y decorativo.

Inicialmente la pareja pensó en abrir un local en el Suche una galería comercial de la calle La Paz en Miraflores, pero el atentado de Tarata los hizo desistir del emprendimiento forzándolos a operar inicialmente desde el garaje de su casa. En un reducido espacio se empezó a exhibir productos diferentes creando poco a poco una clientela que estaba cansada de comprar piezas decorativas "tipo en serie" y buscaban artículos con más personalidad. 

En 1996 Dédalo decidió abrir un local en Barranco convirtiendo una vieja casona en Galería de Arte. Los inicios no fueron fáciles pero el público respaldo la propuesta. En el 2003 la pareja decide mudarse pero no dejar el distrito y así llegan a la  calle Saenz Peña un lugar ideal para un concepto de este tipo. La casona de 250 m2 cuenta con una terraza donde se decidió abrir un café convirtiendo a Dédalo no sólo en una tienda sino en un  lugar para reunirse, un lugar para estar, para leer, escuchar un concierto o simplemente esconderse de la vida agitada de la ciudad.

Así Dédalo ha logrado crear un espacio comercial muy particular donde se pueden encontrar piezas de artesanía muy elaboradas, diferentes y únicas, pero también artículos que entran en la categoría de "arte pop". Y es que en Dédalo se vende mucho más que artesanía, se vende arte. La tienda hoy exhibe artículos de entre 600 y 1000 artistas que envían sus piezas a esta plataforma en la que Dédalo se ha convertido. La tienda está literalmente abierta para cualquiera que sienta que tiene una propuesta diferente e innovadora.

​Dédalo decidió abrir hace unos años una tienda en Larcomar, que si bien es más pequeña tiene una selección muy completa de todo lo que se puede encontrar en la tienda de Barranco, pero está tienda de alguna manera está más orientada al turista que ha hecho de este Centro Comercial en Miraflores un punto fijo de visita.

Dentro de los planes inmediatos de los propietarios está ampliar la tienda de Barranco, desarrollando un segundo piso donde se podría realizar muestras y exhibir artículos de mayor tamaño. También tienen como planes desarrollar el concepto de franquicia y lograr que la marca llegue a ciudades donde ya hay necesidad de una tienda de este tipo. Cuzco y Arequipa podrían ser lugares perfectos. 

Lo cierto es que Dédalo creó un concepto que no existía en nuestra ciudad y que ha logrado con el paso de los años hacerse de un espacio dentro de la categoría, sin perder el espíritu con el que hace ya 25 años iniciaron operaciones, el de ser una plataforma para la difusión del arte y la artesanía en el Perú.

TAMBIÉN LE PUEDE

INTERESAR

AVENIDA RETAIL 2017: DERECHOS REGISTRADOS