• Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

Clases de sonrisas para todos

15  de junio  del 2018

Por: Redacción Avenida Retail

Dentro de todo el proceso de capacitación para recibir a los de más 1.5 millones  de personas que llegaron y llegarán a Rusia con motivo del Mundial;  los empleados del metro de Moscú, los ferrocarriles estatales y el aeropuerto  recibieron entrenamiento para mejorar el servicio. Lo curioso es que entre las habilidades en las que los rusos fueron capacitados está la de sonrerir, porque parece que es algo que no ocurre frecuentemente.

 

Todo debe funcionar a la perfección ya que la idea es que los turistas dejen la mayor cantidad de euros en las arcas rusas y la sonrisa es pieza fundamental de este ajedrez económico que se llama mundial.

 

Analistas de Moody´s (la agencia calificadora de riesgo) dijeron hace unas semanas que  no ven un impacto económico importante en la economía rusa luego del mundial; pero que el país quedará beneficiado con infreaestructura. Este informe no dejó muy feliz al gobierno que decidió tomar cartas en el asunto y detectar los puntos flacos que podrían disuadir a los turistas mundialeros de gastar.

Una de las acciones inmediatas fue la capacitar a los trabajadores del Metro, el Aeropuerto, la Red Ferroviaria en sonreír. Así como lo escucha, lo que parece algo básico en servicio al cliente  por estos lados del mundo parece que es algo raro en la cultura rusa.

Un conocido proverbio ruso reseñado en la revista “The Atlantic” grafica esta costumbre de no sonreír “Sonreír por ninguna razón es una señal de estupidez”. Aparentemente para los rusos sonreír es sinónimo de poca inteligencia y si te ríes mucho parecerás imbécil y esto quizás se debe a los años en los que este pueblo vivió bajo el yugo de gobiernos opresores donde había una tolerancia muy baja por la diversidad y muchas de las libertades individuales valoradas en Occidente no existían. Así los rusos se han granjeado una fama de ser gente seria. Otros señalan que el clima extremo los ha hecho así, recios, serios y circunspectos.

Con esta forma de ser, de cierto modo natural, los trabajadores han tenido que recibir instrucción de como sonreírle a la gente y es que para muchos visitantes la seriedad y rigidez es sinónimo de agresividad y nadie quiere eso y menos si se vive la fiesta del fútbol y la idea es pasarla bien.

La medida nos puede parecer extraña, aunque no lo resulta tanto, si se tiene en cuenta que Brasil en el 2014 por ejemplo, volvió a permitir el consumo de alcohol en sus estadios por presión de la Fifa, a pesar de que la medida original estaba pensada para evitar más muertes violentas en estos escenarios deportivos.

Si esta en Rusia y ve a un trabajador del Metro sonreír, esa sonrisa es producto de un proceso de entrenamiento, sonríales de vuelta, quizás es una oportunidad para cambiar la forma de pensar de nuestros amigos rusos.

AVENIDA RETAIL; DERECHOS REGISTRADOS 2018