• Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

Martes 16 de enero del 2018

Por: Redacción Avenida Retail

A inicios de los ochenta cuando yo era un adolescente, dos objetos tecnológicos lograron captar toda mi atención y deseo; el Walkman de Sony y el Reloj Casio digital llamado Casiotron . Ambos objetos eran un símbolo de todo lo moderno que la tecnología podía hacer por nosotros y tenerlos era una manera de decirle a todos lo "cool" que uno era.

 

El reloj Casio me lo compraron en Hiraoka que por esa época era quien representaba a la marca en el Perú. En sus vitrinas de la tienda de la Av. Petit Thouars en Miraflores los Casio eran exhibidos como hoy probablemente lo hacen las tiendas Apple con el

I Watch; todo un monumento a la modernidad. Me sentí feliz cuando tuve en mi muñeca el Casiotron plateado con pantalla de cristal líquido y la posibilidad de ver la hora, minutos, segundos y el día de la semana en números y no en manecillas; eso era ser moderno. ¿Que más se podía pedir a los 13 años? pues definitivamente nada.

 

Tuve el reloj un par de años y el modelo como suele ocurrir fue superado por otras versiones de la misma marca. Cuando pensé en cambiarlo mis padres me obsequiaron un reloj Citizen, un reloj clásico de manecillas y a lo largo de todos estos años he tenido marcas diferentes pero siempre con manecillas. Nunca volví a las versiones digitales y Casio pasó a ser de esas marcas que usas una única vez. El Casiotron quedó en la memoria como el primer artefacto tecnológico del cual fui propietario.

 

Durante los ochenta Casio fue lanzando modelos diferentes, con calculadora, cronómetro, acuático, pero fue perdiendo vigencia en el mercado juvenil más aún con la aparición de Swatch a mediados de los ochenta, que con sus sencillos pero coloridos relojes se convirtieron en toda una tendencia. Casio empezó a ser percibida como una marca antigua, que siendo de muy buena calidad se había quedado en el tiempo. Las diferentes versiones del reloj digital eran como piezas de museo a pesar de la tecnología, al punto que Hiraoka en Lima las siguió vendiendo pero en un pequeño corner de la tienda, casi como escondidas.

 

Pero como todo tiene una segunda oportunidad, a inicios del nuevo milenio; Casio relanzó el modelo G Shock  de 1983, pero esta vez enfocándose en el mercado deportivo con modelos mucho más sofisticados y funciones diferentes pensadas para actividades distintas. Los colores eran los tradicionales, pero también se lanzó una gama con de colores, estridentes rojos, eléctricos amarillos, azules intensos volvieron  al  G Shock en un objeto de deseo principalmente en el mercado juvenil.

 

Es usual que las marcas se reinventen y el G Shock de Casio es un ejemplo de ello, pero lo que nunca pudimos imaginar  es que el Casiotron y otros modelos clásicos de Casio de inicios de los ochenta volvieran a la vida después de más de 35 años y que todo un grupo de consumidores cayera rendido a sus pies por su simplicidad pero principalmente por lo que representan.

 

Hace unos años  las versiones antiguas de Casio se empezaron a vender a precios elevados en mercados paralelos "on line", se creo una suerte de culto frente a este producto antiguo . Ya no se trataba de piezas antiguas, pasadas de moda sino eran entendidos como productos "vintage". ¿Quiénes estaban detrás?  ¿Qué estaba pasando? Pues que los Hipsters de todo el mundo vieron en los modelos antiguos de Casio  un punto medio entre lo retro y lo auténtico y les pareció genial utilizarlos como accesorio perfecto para esa imagen tan particular que desean transmitir.

 

Los "hipsters" no usan costosos  relojes suizos de precios de cuatro cifras, sino piezas más auténticas y sencillas, que les den identidad. Los Casio clásicos son   exactamente eso un símbolo de un tiempo donde todo era más sencillo, y es esa su principal cualidad: el minimalismo. Su diseño se ha mantenido invariable durante más de 20 años, y eso lo hace especial y único. Imágenes antiguas de Barack Obama utilizando un Casio en los ochenta empezaron a circular por la red lo cual contribuyó a crear una fascinación aún mayor por estos productos.


Casio se dio cuenta de esta tendencia y decidió lanzar una versión actualizada de sus modelos retro más emblemáticos que se han venido vendiendo como pan caliente alrededor del mundo los últimos años. Los adeptos sienten una conexión muy fuerte con una época que ya se fue, un tiempo donde según dicen ellos todo era más sencillo, menos rápido y más real. el inicio de la tecnología en nuestra vida diaria y tener nuevamente el reloj en la mano es una manera de recordar como dicen el poeta Jorge Manrique  "todo tiempo pasado fue mejor".

AVENIDA RETAIL ES UNA MARCA REGISTRADA. DERECHOS RESERVADOS 2018