• Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

Jueves  27  de julio del 2017

Por: Redacción Avenida Retail

Los peruanos celebramos las Fiestas Patrias de muchas formas y  rendimos homenaje a nuestros Héroes Patrios de las más variadas maneras. Nosotros también hemos querido celebrar las Fiestas Patrias a nuestro peculiar modo y desde esta sencilla tribuna rendirle homenaje a un retailer que viene operando casi desde que el Perú se llama oficialmente Perú. Nos referimos a La Casa Welsch fundada hace casi 160 años y que ha mantenido las puertas abiertas a pesar de los vaivenes y avatares de nuestra peculiar historia republicana.

 

La Casa Welsch fue inaugurada en 1858 a una cuadra de la Plaza de Armas en la calle de La Merced  con el nombre de “G. WELSCH, EHNI Y CIA, filial peruana de la empresa alemana GEO EHNI & CO. dedicada a la venta de relojes, joyería, porcelanas, cristales, adornos, tabaco; así como, artículos de plata hechos a mano. A los pocos años se trasladó a la calle de La Coca (Hoy Carabaya), para luego pasar en 1885 al número 261 de la Calle Espaderos (Cuadra 4 del Jirón de la Unión). Desde esa ubicación logró posicionarse como la tienda de regalos más exclusiva de Lima. 

Luego de más de veinte años de operar exitosamente en esta ubicación decidió dar el gran salto y convertir la tienda del Jirón de la Unión en una gran tienda, al mejor estilo de las grandes capitales europeas. Así luego de un año de trabajos La Casa Welsch inauguró el 11 de diciembre de 1909 su nuevo local; un edificio de cuatro pisos y un sótano con estructura metálica y una espectacular fachada donde destacaba la puerta de bronce de 4.60 metros de alto. El cocktail de inauguración fue todo un éxito; las personas quedaban maravilladas de la tienda y también de toda esta nueva modernidad que llegaba a Lima. Como dato curioso se destacó en la prensa de la época el hecho de ser la Casa Welsch la primera tienda con contar máquina aspiradora de polvo. Este detalle posicionó a la tienda no sólo como exclusiva sino moderna.

Uno de los elementos más emblemáticos de la tienda era su famoso reloj marca Longines, una versión criolla del Big Ben de Londres. La Casa Welsch se convirtió en la esquina más exclusiva de la ciudad al punto que durante las festividades del Centenario de la Independencia, es decir en 1821, lanzó una edición limitada de relojes de bolsillo, 3000 de plata y 200 de oro con la imagen de San Martín y Bolívar, al mejor estilo de Tiffany´s o Bulgari.

La Casa Welsch operó en la ubicación del Jirón de la Unión hasta 1991 fecha en la que decidió dejar el centro y mudarse a San Isidro a la calle Libertadores donde inició operaciones con el nombre de Cabuchon. El Jirón de la Unión a inicios de los noventa vivía su peor época, había sido invadido por ambulantes y la verdad era inseguro y complicado para el tipo de cliente que  La Casa Welsch atendía. Durante los años siguientes inquilinos de los más variados giros ocuparon el local. Hoy Starbucks es el actual inquilino de la primera planta con lo cual el local volvió a recobrar cierta dignidad.

TAMBIÉN LE PUEDE

INTERESAR

AVENIDA RETAIL 2017: DERECHOS REGISTRADOS