• Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

Jueves  24 de noviembre del 2017

Por: Redacción Avenida Retail

El mes pasado Apple abrió en Chicago su más moderna y ambiciosa tienda. En lo que respecta a la ubicación no pudo escoger mejor sitio; la tienda se encuentra en Pioneer Court una plaza que es a la vez  punto histórico donde se presume vivió el fundador de la ciudad Chicago, Jean Baptiste Point du Sable. Este lugar es un sitio emblemático y un punto de encuentro.

El diseño de la tienda fue desarrollado para que haga “match perfecto” con el lugar donde está ubicada. Por tratarse de un lugar histórico la tienda no podía romper con la armonía arquitectónica y eso era algo muy importante; comenta Jony Ive Gerente de Diseño de Apple. Por eso la tienda es un gran cubo de vidrio de modo que no resulta intrusivo para el entorno y resulta una estructura que fluye visualmente.

Uno de los datos curiosos es que el techo de la tienda asemeja a la tapa de una computadora convirtiendo la tienda en mucho más que eso. Se trata de un laboratorio donde suceden cosas; donde el público puede interactuar con los productos, preguntar, tocar, probar; todo esto con la asesoría de un ejército de vendedores que más que vendedores son consultores dispuestos a resolver las consultas de los clientes; desde las más básicas hasta las muy sofisticadas.

La tienda vende mucho más que los productos; vende una experiencia y el diseño está de la mano con esa idea. El cliente debe sentirse cómodo, relajado en un ambiente que podría considerar tan familiar como su casa. Esto es sumamente importante en una época donde las tiendas físicas; las de “carne y hueso” como yo las llamo han empezado a cerrar sus puertas debido a la potencia que tiene la compra “online”.

Apple desarrolla tiendas para obligar a la gente a levantarse y dejar la comodidad de sus hogares para acudir a un lugar donde con seguridad todas sus dudas serán resueltas; y la tienda de Chicago es el ejemplo más claro de este efecto. Pisos y techos de madera; luz agradable, temperatura ideal; colores cálidos; mesas de exhibición de madera; muchos lugares para sentarse y evidentemente “free wifi”.

Adicionalmente la tienda desea cumplir un rol importante en la sociedad y por eso pone a disposición de los clientes salas de reuniones que pueden ser usadas por emprendedores locales o por empresarios de la zona. La tienda de Apple quiere dejar de llamarse tienda y empezar a llamarse “Centro de Reuniones”. Es la receta perfecta para sobrevivir en un mundo donde lo físico parece desaparecer frente al avasallante paso del mundo virtual.

AVENIDA RETAIL 2017: DERECHOS REGISTRADOS